7 de mayo de 2013

¿Es especista referirnos a otros animales como los nohumanos?





Este texto es una respuesta a determinadas críticas que he visto realizar últimamente en contra de utilizar el término nohumano (o no-humano) para referirnos a los otros animales que no son humanos. Críticas motivadas, según parece, por una errónea comprensión de lo que es el especismo.

Hay personas que consideran que realizar cualquier distinción entre humanos y otros animales es especista. Sin embargo, el especismo solamente existe en el terreno moral. Si el sentido de nuestro lenguaje es puramente descriptivo (científico) entonces no puede haber especismo. No es especista diferenciar taxonómicamente entre humanos y delfines, o entre peces y mariposas, de acuerdo con sus semejanzas genéticas. 

Es importante aclarar que la condición de ser humano es puramente biológica. Por lo tanto, decir que otros individuos no son humanos es una mera referencia biológica. No implica excluirlos ni discriminarlos de la consideración moral. La discriminación moral sucede, por ejemplo cuando pensamos que solamente los seres que son humanos merecen ser respetados como personas. En ese caso estaremos evidenciando un prejuicio especista.

El especismo sólo se produce cuando hacemos una discriminación moral motivada por la diferencia de especie. Pero esto no ocurre cuando diferenciamos biológicamente entre humanos y no-humanos. Porque no se trata de una diferenciación moral. Exactamente lo mismo que cuando diferenciamos entre hombres y mujeres, o entre niños y adultos, o entre blancos y negros. Nos basamos en diferencias biológicas. Pero tal diferenciación no implica ni postula una discriminación excluyente en lo que se refiere a la consideración moral básica. Aunque puede ser que nosotros sí hagamos dicha discriminación moral entre distintos tipos biológicos, pero entonces estaremos en otra categoría diferente. Estaremos en el contexto moral

De acuerdo con el prejuicio especista, los demás animales son moralmente discriminados por no ser humanos. Recalcar el hecho de que no son humanos apela al motivo por el que son discriminados. Hablar de los nohumanos, y pedir igual respeto para todos ellos, no solamente no es especista sino que, justamente al contrario, se trata de un desafío al especismo predominante.

Al pedir respeto por los nohumanos se hace hincapié en que el hecho de no formar parte de la especie humana no es motivo razonable para discriminar injustamente a nadie. Por eso, a mi modo de ver, hablar de los demás animales como los nohumanos más bien ayuda a combatir y erradicar el especismo.

Lo que sí resultaría especista es calificar a los no-humanos como "animales", excluyendo de esa categoría a los humanos; como si nosotros no fuéramos también animales. No sólo es incorrecto científicamente sino que es un uso lingüístico que refleja esa mentalidad antropocentrista que pretende colocar a los humanos en un categoría radicalmente distinta y separada ("superior") del resto de animales.

En palabras de Joan Dunayer:
«Así como el lenguaje sexista denigra y desmerece a las mujeres, el lenguaje especista denigra y desmerece a los nohumanos. Legitima su abuso.
Mucha gente emplea el término animal de modo que excluye a los humanos. Ese uso ayuda a mantener una división moral entre humanos y otros animales. En vez de decir "humanos y animales", deberíamos decir "humanos y nohumanos", "humanos y otros animales" o "todos los animales (incluyendo los humanos)".»
Calificar a los otros animales como animales nohumanos, o nohumanos, no sería especista porque ese tipo de expresión no les excluye ni les discrimina de ninguna categoría o consideración moral. 

El especismo es una discriminación moral en base a la especie. Pero señalar que otros animales no son humanos (y que precisamente por no ser humanos se les discrimina injustamente) no implica ni constituye ningún tipo de exclusión moral.

Ciertamente la partícula "no" implica una negación. Pero una negación no implica exclusión ni discriminación. Negar que los seres sintientes sean esclavizados es, en efecto, una negación. Pero no implica excluir ni discriminar a nadie. La negación tiene la función de delimitar ámbitos. Por ejemplo, cuando decimos que no debemos explotar a los seres sintientes, la negación no conlleva excluir ni discriminar injustamente.

Cuando hablamos de varones y mujeres, o de blancos y negros, estamos usando términos que delimitan a los individuos, pero eso no implica que tenga necesariamente un sentido identitario, sino que tienen una función puramente descriptiva

El hecho de que los humanos seamos humanos es un rasgo circunstancial. Aunque está claro que esa afinidad genética nos permite comunicarnos entre nosotros y constituir libremente una sociedad. Algo que con otros animales no podemos hacer. 

Sin embargo, la comunidad social no es equivalente a la comunidad moral

La comunidad social abarca a todos aquellos individuos que formamos parte de una misma sociedad y nos relacionamos entre nosotros. La comunidad moral se extiende a todos los seres dotados de sensación, independientemente de su especie.

Es muy importante no confundir ambas categorías, y no caer el prejuicio del contractualismo: la creencia de que sólo aquellos individuos que pueden formar voluntariamente una comunidad o asociación con nosotros merecen consideración moral por sí mismos.

Podemos ver que el término noviolencia hace referencia a un concepto que se ha constituido como un término positivo a pesar de surgir a partir de la negación y rechazo de la violencia como forma legítima de solucionar conflictos. Lo mismo podría ocurrir con el término noespecismo si lo utilizamos para referirnos al rechazo del especismo y a favor de una postura igualitaria de consideración hacia todos los seres sintientes.

Del mismo modo, el término nohumano (o no-humano) es una forma positiva y abreviada para referirnos a todos aquellos seres sintientes que no son humanos, y no pueden ser participantes voluntarios (con consentimiento) de nuestra sociedad. 

Los no-humanos merecen el mismo respeto básico que los humanos, pero el prejuicio especista los relega a la categoría de seres inferiores, de recursos de los humanos. Concienciar acerca de esta injusticia es la tarea básica del movimiento de Derechos Animales. Y eso tiene que reflejarse también en nuestra forma de expresarnos. 

Cuando explicamos que hay  personas que no son humanas, y que estos nohumanos merecen estar libres de nuestra dominación estamos ayudando a erradicar el especismo de nuestra mentalidad.

5 comentarios:

  1. NOTA:

    Creo que la confusión sobre este asunto tiene que ver con el hecho de no comprender la diferencia entre los contextos. Porque no es el mismo contexto la ética, la sociedad, o la ciencia. Esto no quiere decir que estén aislados, pero sí son diferentes.

    Desde un punto de vista científico, no hay problema en separar los animales por especies y otras categorías con el fin de diferenciarlos. Salvo que se pretenda situar a una determinada especie como una categoría auto-existente y sin relación con los demás seres. Tal y como pretende la idea del excepcionalismo humano.

    En cambio, hacer esas diferencias en el terreno de la consideración moral carece de sentido, puesto que la especie no tiene ninguna justificación en lo que se refiere a lo único relevante en la consideración moral: el hecho de poder sentir.

    Por otra parte, desde el punto de vista social, es un hecho que solamente formamos parte de esta sociedad quienes somos humanos. Porque sólo entre humanos adultos y responsables podemos organizar libremente una sociedad cuyos miembros estén en ella de forma voluntaria. Otros animales no pueden participar en ella como miembros voluntarios. Cuando hablamos desde el punto de vista de "nosotros los humanos" no hablamos desde un punto de vista de la especie, sino desde el punto de vista de quienes somos agentes morales que formamos parte activa de esta sociedad. Los cuales resulta que somos todos humanos. Y también nuestros descendientes, en el caso de que los tengamos.

    Los animales nohumanos no forman parte de esta sociedad, sino que son víctimas de ella. Por el hecho de ser una sociedad especista. Y no pueden formar parte de ella. Ellos ya forman sus propias familias y comunidades por su cuenta cuando viven en libertad; antes de que les invadamos, secuestremos y exterminamos.

    La confusión tiene que ver con nuestra habitual falta de sutileza intelectual al comprender las diferencias y las definiciones de cada categoría o de cada contexto. Una falta recurrente y que todos cometemos.

    Cuando decimos, por ejemplo, que "los humanos merecen respeto" nos referimos a los humanos sintientes ¿verdad? No nos referimos a los humanos que son cadáveres. Luego es obvio que el término que utilizamos puede tener un significado propio dependiendo del contexto en que se exprese.

    Todos comprendemos que los niños y los adultos pertenecen a diferentes categorías. Sin embargo, sabemos que esa separación no excluye a ninguno de la consideración moral. Es una separación justificada en base a la responsabilidad moral y su nivel de habilidad social. Del mismo modo, reconocer que los humanos pertenecemos a una categoría social y los nohumanos a otra distinta (a la suya propia) no tiene relación alguna con ninguna injusta discriminación moral.

    No estoy seguro de si todo esto aclara algo, o lo confunde aun más, o es una simple repetición de lo que ya escribí en el blog. En el fondo, opino que el problema reside simplemente en que el término "nohumano" le suena extraño o raro a la mayoría de la gente. Sólo eso. Si existiera un término como "nerio" (lo primero que se me ha ocurrido) para referirnos a los demás animales, probablemente esta discusión ni existiría. A pesar de que ese término tendría exactamente el mismo sentido y significado en todos sus aspectos que el de nohumano.

    ResponderEliminar
  2. "Antes de nada, es importante aclarar que la condición de ser humano es puramente biológica. Por lo tanto, decir que otros individuos no son humanos es una mera referencia biológica".

    ¿De dónde sostiene usted que "humano" es una categoría biológica? La categoría -creo que todos estamos de acuerdo- es Homo Sapiens y no "humano" a menos que tenga textos o referencias científicas que sostengan que "humano" es una referencia biológica. Al igual que el concepto de "raza".

    Está muy confuso su texto, sobre todo con la nota que puso no se alcanza a comprender bien lo que está tratando de decir :( Al menos yo no lo entiendo, ojalá sea mi capacidad cognitiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humano es sinónimo de homo sapiens, y viceversa. Es una categoría puramente biológica, que señala una determinada especie. El término homo sapiens es simplemente la forma en latín de denominar al ser humano de acuerdo con la clasificación taxonómica de Linneo. Se escogió el latín para denominar a cada especie del mundo natural con un nombre genérico universal que fuera ajeno a las particularidades idiomáticas que cada lengua utilizara luego para designar propiamente a cada especie. En inglés se dice "human" y en español se dice "humano", pero ambos refieren a lo mismo. El nombre científico, universal, es homo sapiens, pero se refieren a la misma especie.

      El término humano (o "human" si hablamos en inglés) se utiliza de manera habitual y establecida en todo tipo de documentos y expresiones científicas. Hay literalmente millones de textos en donde aparece. Por eso existe títulos universitarios en Biología Humana

      http://www.fcien.edu.uy/index.php/ensenanza/licenciaturas/14-estudiantes/131-licenciatura-en-biologia-humana

      http://www.ub.edu/masteroficial/biohumana/index.php?lang=es_ES

      http://www.upf.edu/biomed/es/biohumana/presentacio/

      http://web.archive.org/web/20131110034436/https://humbio.stanford.edu/

      Me podría pasar el día entero poniendo miles de referencias del uso de "humano" en ciencia pero no creo que sea el punto. Y tengo dudas acerca de la honestidad de tu comentario.

      Mi texto no tiene nada de confuso. La confusión está en las mentes de quienes confunden los significados de los términos y las diferentes categorías y ámbitos de conocimiento. Mi texto lo que hace es aclarar de manera concisa esta confusión en concreto que señalo en él. Del mismo modo que acabo de aclarar tu anterior confusión en este comentario.

      Eliminar
  3. Yo empleo las expresiones "personas no humanas" o "gente no humana" para referirme a precisamente el resto de esas personas, que no se consideran, ni social ni legalmente, como tales. Me había planteado si usar o no la palabra "gente", así que la busqué en el diccionario y decía lo siguiente: "conjunto de personas", la empecé a emplear desde entonces para referirme a esas personas en su conjunto. Aunque quien escribió ese diccionario muy probablemente utilizó la palabra "personas" para referirse a la humanidad, no veo por qué no considerar al resto de las personas -las no humanas- como "gente". La utilizo muy frecuentemente(*) porque me parece positivo divulgar que, además de la humanidad, hay más personas, más sujetos que tener en consideración, más «gente».

    *Cuando, por ejemplo, se habla de estadísticas (de gente humana), yo especifico que esa estadística se refiere únicamente a la gente humana, no al resto; o cuando se habla de la existencia o inexistencia de una población de una determinada zona geográfica: como cuando hablan de que en la Antártida, por poner un ejemplo, no hay población ("no vive nadie", suelo escuchar), yo por lo general especifico que no está habitada por personas humanas, pero sí por gente no humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, quizás esté equivocado, pero a mí me parece que el término "gente" tiene un sentido muy coloquial, y por eso yo prefiero usarlo para referirme a seres humanos. Puede ser que literalmente signifique el plural de personas (igual que lo sería en inglés el término "people") pero prefiero decir personas y no gente para referirme a otros animales. Estoy de acuerdo con el contenido esencial y el enfoque de lo que argumentas, pero creo que esa palabra en particular es demasiado coloquial y no expresa correctamente el sentido que pretendemos concienciar al resaltar que los demás animales son en efecto personas.

      Eliminar

NORMAS DEL BLOG

No se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen a gritos— ni tampoco el empleo de insultos, amenazas o cualquier tipo de agresión verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas básicas de convivencia en este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...