16 de junio de 2013

La moralidad de las adopciones





El propósito de esta nota es establecer la relación entre veganismo y las adopciones de animales —aunque el análisis valdría igualmente para el caso de seres humanos. Según mi experiencia, compruebo que hay veganos que no se han planteado hasta ahora si el hecho de fomentar las adopciones se trata de algo compatible con el veganismo, o en qué modo sería compatible.

Antes de nada, me gustaría aclarar un punto importante: las adopciones no equivalen al hecho de utilizar a otros animales como mascotas. La adopción de animales no humanos es equivalente a la adopción de niños humanos.

Cuando nos referimos a otros animales, ser una mascota significa haber sido criado y esclavizado para servir de compañía a los humanos, por encima de la voluntad y el consentimiento del afectado. Tratar a otro animal como una mascota es una cosificación sobre el individuo. En la época en que era legal la esclavitud humana, también se esclavizaban a seres humanos para servir de compañía y entretenimiento a sus amos.

Ante cualquier cuestión moral que nos surja sobre un tema deberíamos preguntarnos siempre si nos parecería bien que eso mismo se aplicara sobre seres humanos y sobre nosotros mismos: ¿Sería legítimo utilizar a los humanos como mascotas de la misma manera que utilizamos a los no-humanos? ¿Nos parecería correcto que alguien nos utilizara a nosotros como mascotas al igual que hacemos con los otros animales? El mascotismo es otra forma de explotación animal, lo que implica no respetar a los animales como individuos que tienen intereses propios.

Si reconocemos que los demás animales merecen respeto —y nos tomamos en serio sus intereses— entonces no los utilizaremos para nuestros fines. Es legítimo cuidar de aquellos animales que ya estén bajo nuestra tutela, o que hayan sido víctimas de la explotación humana, pero esto se equipara a la adopción de niños o adultos con problemas, y no tiene que ver con el mascotismo que es una forma de explotación.

Ahora, retomando el punto sobre la moralidad de las adopciones, lo primero que deberíamos saber es que el veganismo no va por un lado y las adopciones por otro. El veganismo es el principio básico que debe regir nuestra relación con los demás animales en cualquier actividad. Por tanto, todas las adopciones en las que participemos deberían basarse en el veganismo también. Sin embargo, compruebo a menudo que están completamente disociadas por parte de veganos, quienes han incorporado el veganismo a su vida personal pero no a su activismo.

Hay que tener una cosa muy clara: si fomentamos la adopción por parte de gente que no va alimentar de manera vegana a los no-humanos que adopten —algo así como el 98% de los seres humanos— entonces estamos demandando directamente a que millones de animales sean explotados y asesinados. No se trata de algo indirecto o accidental, sino de algo deliberado e intencionado por nuestra parte. Esto no tiene justificación moral.

Algunas personas han alegado que de ese modo estaríamos "dejando morir" a los animales. Pero considero que esa acusación no es correcta. No lo es por dos razones muy básicas.

Primero; no somos responsables de que otros humanos hayan criado o abandonado a sus esclavos nohumanos. Así que, por lógica, no podemos "dejar" lo que nunca hemos tenido, ya sea una persona o un supuesto deber moral.

Segundo; no estamos en contra de la adopción sino en contra de la explotación animal. Adoptar no es un deber moral, pero quien desee hacerlo o fomentarlo sí tiene el deber de hacerlo desde el veganismo. De lo contrario, se está ayudando a unos pocos individuos a costa de explotar a miles de millones que no tienen culpa de nada.

El argumento de "dejar morir" se trata de la misma recriminación que han lanzado los bienestaristas durante las últimas décadas cuando decían que si los abolicionistas no apoyábamos las reformas bienestaristas entonces en ese caso estábamos "dejando sufrir" a los animales esclavizados. !Como si fuéramos nosotros los responsables de la esclavitud que padecen! Es una recriminación radicalmente absurda, puesto que, en primer lugar, los veganos no provocan la situación en que se encuentran  esos animales y además, nunca se ha demostrado que dichas reformas reduzcan el sufrimiento de las víctimas, sino que meramente reducen el sufrimiento en la conciencia de quienes participan en la explotación animal. La postura bienestarista da por hecho que esas reformas mejoran el bienestar real de los animales esclavizados pero no tienen pruebas que demuestren su creencia. Sí tenemos pruebas, en cambio, de que favorecen el consumo de animales.

Ahora bien,  el hecho de que nosotros no seamos directamente responsables de los abandonos no implica que debamos despreocuparnos de ellos. Sólo estoy aclarando que no es legítimo atribuir una responsabilidad inexistente.

En modo alguno estoy proponiendo que rechacemos las adopciones en sí mismas, sino que, en el caso de que se realicen, se lleven a cabo con un mínimo de decencia moral —veganismo— y no a costa de explotar a otros animales. De lo contrario, solamente se tiene en cuenta los intereses de unos determinados individuos, mientras se ignora al resto. Al igual que si liberamos de su confinamiento a una víctima a costa de dañar directamente con ese acto a otros inocentes, estamos cometiendo un mal.

En el caso de que adoptemos a alguien, deberíamos saber que los perros son omnívoros. Y los gatos, aunque carnívoros, pueden ser alimentados con pienso vegano [pienso sin sustancias de origen animal] que les aporta todos los nutrientes que necesitan. También existe pienso vegano para perros y para visones. Otros animales también pueden ser alimentados sin necesidad de productos de origen animal. Es un hecho probado.

Si una persona está bajo nuestra responsabilidad o tutela —como puede ser el caso de nuestros hijos o de animales nohumanos a los que hemos adoptado—entonces nosotros, y no ellos, somos los responsables de lo que hagan y de lo que coman. Somos responsables de que no hagan daño a otros ni a sí mismos.

Por lo tanto, tenemos la misma responsabilidad de no participar nosotros mismos en la explotación de animales a través de nuestras propias acciones o consumo, así como de no participar a través de lo que hagan o consuman las personas —humanas o no humanas— que estén bajo nuestra tutela.

Además de todo esto, debo señalar que las adopciones pueden beneficiar a algunos individuos pero no tienen relación con el objetivo de conseguir derechos para los animales no humanos. Las adopciones tampoco resuelven el problema de los abandonos y de los animales condenados a ser vagabundos en las calles.

Adoptando a no-humanos víctimas de la explotación especista podemos salvar a algunos de ellos. Pero esta medida no va a solucionar el problema que ha causado su desgracia y la de otros millones de animales inocentes. Sin tener en cuenta que si les alimentamos con productos de origen animal estamos participando en la explotación de otros animales.

La solución al problema de los abandonos es el veganismo: siendo veganos y difundiendo el veganismo podemos salvar a todos los animales de la explotación diaria a la que los sometemos, que es la causa originaria de problemas como los abandonos.

Al escribir esto no estoy pensando en algunas de las víctimas, sino en todas ellas. Pienso en lo que es justo y en cómo lograr que ya no haya más víctimas. Mi punto de enfoque se dirige a la causa del problema y no solamente a sus consecuencias.

Mientras los individuos responsables que forman parte de esta sociedad no comprendan la injusticia del especismo, y la rechacen, cualquier medida que tomemos que no incida directamente en la causa del problema será como intentar recoger todo el agua de lluvia con un vaso.

Si estamos de acuerdo en que todos los animales merecen el mismo respeto sin distinción de especie, y nuestro objetivo es lograr que dejen de ser explotados, entonces para lograr este objetivo en un futuro no demasiado lejano necesitamos enfocar nuestros recursos en el activismo educacional que consiga cambiar la forma de pensar y actuar de la gente.

Para terminar, quisiera aclarar que nada de lo expuesto pretende ser una recriminación contra nadie. Lo que expongo es nada más que un análisis crítico para ayudar que cada persona reflexione y tome su propia decisión teniendo en cuenta los hechos y los argumentos relevantes. 

Esto no es un alegato contra las adopciones sino sólo en contra de la explotación animal

En conclusión, adoptar a un animal que lo necesite puede ser una acción encomiable, sin duda, pero lo más importante en primer lugar es adoptar el veganismo en nuestra vida. De este modo dejamos de participar en la explotación de seres inocentes y estamos ayudando a millones de animales a conseguir su liberación.


Enlaces relacionados:





20 comentarios:

  1. Muchas gracias Luis.
    En su día decidimos tanto Rosa como yo hacernos responsables de por vida de Cana y Petry, consecuencia de la mentalidad especista de otros,de lo que a ellas les pase y del daño que puedan ocasionar a otras personas, humanas o no humanas.Aunque les damos la mejor vida que podemos, dentro de nuestras posibilidades , reconoceré siempre que es una vida de privaciones, para nada es justa ni ideal para ellas.Para que estas situaciones y que todas las demás que padecen las víctimas del especismo se solucionen en el futuro, lo mejor que puedo hacer dentro de mis posibilidades, es ocuparme de las causas, es decir, apoyar y poner mi granito de arena en el activismo educacional en vez de ocuparme de las consecuencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Miguel Ángel.

      Sé que en ocasiones muchos activistas se han visto abocados por unas determinadas circunstancias a cuidar de personas nohumanas por la negligencia de quienes eran originariamente responsables de ellas. Y no tengo ninguna duda de que esas personas víctimas de la opresión especista son cuidadas de la mejor manera que pueden tener en este contexto. Aunque está claro que sólo centrando nuestros esfuerzos en erradicar el especismo, podremos salvar a todas las víctimas. De otro modo, los nohumanos seguirán siendo explotados indefinidamente y sin remedio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. como es posible que los gatos sean carnivoros y se puedan alimentar con pienso vegano? no entiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Igor ha contestado bien a tu pregunta. Los animales necesitamos nutrientes (aminoácidos, vitaminas, minerales,...) y que mientras los obtengamos, no importa el modo en que estén presentados, siempre que puedan ser absorbidos por el organismo. La forma en que se obtengan es una cuestión diferente.

      En los enlaces que puedes encontrar un poco más arriba, hay información más detalla sobre este tema.

      Eliminar
  3. Los gatos con el tiempo se han hecho también bastante omnívoros en el sentido de que asimilan sin problema alimentos de origen vegetal (a muchos gatos les encantan las aceitunas, por ejemplo), pero siguen siendo carnívoros en cuanto a que necesitan el aporte de ciertos nutrientes, concretamente la taurina. Nosotros sintetizamos este ácido a partir de otros aminoácidos, pero los gatos no lo hacen lo suficiente y necesitan un aporte adicional. Los piensos veganos aportan los nutrientes necesarios para los gatos, incluyendo la taurina, que es obtenida mediante un proceso sintético en el laboratorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Te equivocas, soy profesional de la salud animal y nutricionisa y eso no es así, mientras que el perro sí tiene un sistema digestivo medianamente omnívoro, el gato no, debido principalmente a su estado medio-doméstico y al poco tiempo que lleva con el humano (para nada comparable al del perro) por lo que no le ha dado tiempo a evolucionar.

      Que a un gato le gusten las aceitunas no significa que sea omnívoro, los gatos tienen aproximadamente 473 papilas gustativas, así que en realidad cualquier cosa con sabores extremos les gustará, por eso los perros pueden comer heces sin mayores problemas, y eso no los convierte en coprófagos naturales.

      Hay humanos a los que les gusta comer cosas extrañas, como pelo o papel, y no nos convierte persé en animales capaces de digerir la celulosa.

      ¿Un humano podría vivir comiendo caca? sí ¿bien? durante los primeros años de la escala de vida humana sí, pero moriría ''joven''.

      El sistema digestivo de los gatos necesita proteína animal, no obtienen de ningún sitio la proteína vegetal, pues en la naturaleza no la consumen lo suficiente ni directamente, y la vegetal y animal no tiene nada que ver, comparten el nombre y gracias, además de eso necesitan taurina y no se les puede dar carbohidratos, pues ellos no utilizan ese recurso para nada, ya que su cuerpo utiliza la gluconegénesis y no los CH para la energía.

      Por lo tanto darles un pienso vegano no es otra cosa que o un pienso cargado de todo lo anterior de manera sintética o un pienso deficiente que acabará comprometiendo gravemente la vida del animal (como ya se ha visto en anteriores veces debido a la ignorancia humana).

      Así que no se puede decir que un gato es omnívoro, su cuerpo no ha evolucionado para serlo, ni los mustélidos tampoco, sin embargo el perro doméstico sí (los Perro-Lobos no).

      Por lo tanto, si se le quiere dar un pienso vegano a un animal carnívoro estricto lo mejor es que sea siempre con proteína animal, taurina y bajo contenido en CH, todo sintético, pero JAMÁS darle proteína vegetal ni CH, eso es veneno para ellos.

      Eliminar
    3. Además de eso el problema es encontrar un pienso vegano con ingredientes animales sintetizados y, que además, carezca de cereales, ya que la cadena molecular de los cereales es más compleja que la de al carne y los gatos son incapaces de metabolizarla, produciendoles (muy a la larga) problemas de salud irreversibles.

      El problema de todo esto es que el ser humano es incapaz de ver el daño a largo plazo, sólo se fija en el corto, por eso la gente fuma sin darle mayor importancia hasta que tienen cáncer, pero darles un pienso vegano con cereales y proteínas vegetales no va a hacer que tu gato este mal ahora, ni mañana ni dentro de 5 años, pero probablemente tenga una calidad de vida pésima a la edad de 10 años, produciendole un acortamiento de la misma, esto no es una ciencia exacta (hay gente que fuma toda su vida y ni rastro del cáncer) pero es algo que si sucede en la mayoría de las veces.

      El atrevimiento humano es susceptible de ser perjudicial para animales de nuestro alrededor, creemos que, dándoles un pienso vegano no matarán a una vaca, pero aunque no fomentes el sufrimiento de esa vaca promueves que tu animal coma de manera antinatural y, además, muy probablemente, muera antes de tiempo o con deficiencias.

      Esto jamás lo vais a ver en un gato joven o adulto, ya que tampoco veis las consecuencias del tabaco en alguien de 20 años, ni de 40.

      Es cuestión de tiempo, pero si no queréis animales carnívoros, no tengáis animales, tener un animal carnívoro obligado a ser vegano es como tener una vaca en semi-libertad para luego matarla antes de tiempo, promovéis exactamente lo mismo, sólo que desde la ignorancia del ''está bien, es bueno.''

      Una persona que se alimenta toda su vida de comida enlatada, Mc'Donalds y demás comida ''basura'' y una persona que se alimenta de manera natural y equilibrada van a vivir exactamente igual hasta los 40 años aproximadamente, a partir de ahí la persona con mejor alimentación vivirá mejor y más, lo mismo pasa con los animales, y si han nacido para comer proteína animal y nada vegetal es por algo, no para que venga el ser humano como el mesías y el cambie su evolución en un par de meses, eso es anti-natural, cruel y egoísta.

      Si queréis ser veganos y, por lo tanto consecuentes también con los animales que tenéis, no adoptéis animales estrictos, adoptar perros, que ya son omnívoros, pero no adoptéis mustélidos, gatos ni perro-lobos, por el bien y la salud del esos animales que tanto defendéis, no podéis convertir en algo que no son sólo por vuestras creencias, porque si así fuera entonces estaría bien que la gente religiosa hiciera barbaridades por el bien de la humanidad, y todos sabemos que no es así.

      No hay diferencia en obligar a tu hijo a ser católico-practicante porque ''crees'' que eso es el bien, cuando a lo mejor tu hijo quiere ser agnóstico, ateo o musulmán, en querer convertir a un animal carnívoro en vegano cuando él nació para ser carnívoro.

      Hay que defender el individualismo y la propia libertad animal y si hicieseis elegir a un gato entre un plato de pasta y un plato de carne probablemente os llevaríais una sorpresa poco agradable, pero natural y libre.

      Cuando obligas a alguien a ser algo que no es porque tú crees que está bien le privas de su libertad, algo que vosotros, según decís, defendéis, pero en la práctica no aplicáis.

      Tu libertad acaba donde compensa la del otro.

      Eliminar
    4. ¿Y todo eso lo saben los gatos de la calle, cuya principal fuente de alimentación son los contenedores de basura, que supongo que es a lo que estás catalogando de “alimentación natural”?

      Es cierto que los gatos no necesitan carbohidratos, pero de eso a decir que para ellos los carbohidratos son un “veneno” media un largo trecho. De hecho, no existe ningún consenso en cuanto a la cantidad de carbohidratos recomendada para los gatos, probablemente debido al hecho de que haya sido apreciado que cierto aporte de glúcidos parece reportar algunos beneficios en el funcionamiento del organismo felino. De manera que no es cierto que “no utilizan ese recurso para nada”, puesto que los hidratos de carbono digeribles (como los almidones) son eficazmente metabolizados por su organismo.

      Por otro lado, prácticamente las únicas consecuencias negativas que se relacionan con una dieta excesivamente alta en carbohidratos son la obesidad y la diabetes, estando la segunda estrechamente relacionada, a su vez, con la primera. Esta dolencia se presenta, según las estadísticas, en el 1% de los gatos, y es además una enfermedad tanto prevenible como tratable.

      http://www.ivis.org/advances/rcfeline_es/A5305.0110.ES.pdf?LA=2

      Por tanto, sí, es conveniente que la cantidad de carbohidratos sea baja, debido a la carencia de ciertas enzimas que dificultan su absorción y la orientación de su metabolismo hacia una reducida actividad de la glucoquínasa hepática y la glucógeno sintasa en favor la gluconeogénesis (que no “gluconegénesis”), pero poco tiene esto que ver con el tono apocalíptico de tu comentario.

      En cualquier caso, la cantidad de carbohidratos que presentan los alimentos para gatos veganos no difieren significativamente de los habituales encontrados en los no-veganos, por lo que la observación, en todo caso, debería ser dirigida a la formulación común de los alimentos específicos para gatos en general, y no para los veganos en particular.

      En cuanto a las proteínas, es cuanto menos chocante leer lo de que las proteínas vegetales y las proteínas animales “no tiene nada que ver, comparten el nombre y gracias”, que es algo así como decir que dos hombres de nombre Juán sólo comparten el nombre “y gracias”. Por de pronto, no existe una división como tal de “proteínas vegetales” y “proteínas animales”. Es una expresión que se emplea en el lenguaje coloquial por puro convencionalismo, pero que no responde a la realidad. Cada proteína es un mundo en sí misma, moléculas compuestas de diferentes aminoácidos alineados en una secuencia media de cien a doscientos, y cuyas diferentes combinaciones, establecido por el código genético, dan lugar a un número abrumador de posibles proteínas diferentes (se estima que en torno al 20 a la 200, es decir, un 20 con 200 ceros detrás de posibles combinaciones). Y a ello hay que sumar que la configuración espacial adoptada por cada secuencia de aminoácidos da como resultado propiedades totalmente diferentes. Lo que esto viene a significar, en definitiva, es que no es correcta la diversidad proteica atribuida superficialmente a una mera y vulgar división entre vegetales y animales, puesto que es una característica que se sucede, no ya entre un organismo y otro, sino en un mismo organismo.

      Así pues, las diferentes proteínas que podemos encontrar en los diferentes alimentos lo son más de grado que de clase, no existiendo realmente ningún salto cualitativo entre los vegetales y los animales. Como digo, esa división se hace por un mero convencionalismo simplista, fijando en cada caso unas medias establecidas a muy groso modo. Total, que podemos encontrar diferencias en las proteínas de una loncha de jamón y una patata, igual que podemos encontrarlas entre una patata y una manzana o entre una loncha de jamón y un vaso de leche.

      Eliminar
    5. De igual forma, nadie necesita proteínas de un tipo determinado, porque, hablando rigurosamente, lo cierto es que nadie necesita proteínas (salvo las suyas). Lo que necesitamos son los aminoácidos de los que están compuestas, y los diferentes aminoácidos son exactamente iguales provengan del tipo de proteína que provengan. Otra cosa es que resulte más conveniente la ingesta de un tipo de proteína que otra en función de su “calidad” y valor biológico, pero repito que esto no puede ser simplificado a dos meras categorías, sino que depende de cada alimento individualmente. Por más que por lo común suela decirse que las “proteínas animales” se absorben mejor y tienen un mayor valor biológico que las “proteínas vegetales”, lo cierto es que hay alimentos vegetales cuyas proteínas tienen más calidad y valor biológico que la inmensa mayoría de alimentos de origen animal, una amplia variedad sucedida debido a todo lo que acabo de explicar.

      http://transformer.blogs.quo.es/2013/02/04/el-valor-biologico-no-todas-las-proteinas-son-iguales/

      Lo que un gato necesita son proteínas (o aminoácidos, más concretamente), a secas, y en abundancia, pero nos encontramos aquí también con que los alimentos veganos y los no-veganos no presentan diferencias significativas, pudiendo observar, por ejemplo, que un pienso común y de buena fama (por estar diseñado por veterinarios) como es el de la marca Specific, aporta una cantidad de 31 gramos de proteína por cada 100, mientras que el de una marca vegana como Ami Cat ofrece 33.

      http://www.tiendanimal.es/specific-feline-adult-p-6335.html
      http://www.planetavegano.com/eshop/pienso-vegano-para-gatos/317-ami-cat-10-kg.html

      Y es perfectamente lógico que no se aprecien excesivas diferencias nutricionales entre los piensos veganos y los no-veganos, toda vez que -salvo excepciones- los habituales alimentos no-veganos específicos para gatos apenas suelen contener un 4% de ingredientes de origen animal. Además, tanto unos como otros (veganos como no-veganos), están sujetos a los parámetros establecidos por la Associacion of American Feed Control Officials, que es la principal entidad encargada de regular los contenidos nutricionales de los alimentos para perros y gatos.

      Total, que lo que único mínimamente útil que has venido a decir básicamente es que la dieta de los gatos debe ser rica en proteínas y baja en hidratos de carbono, algo sobradamente sabido ya sin necesidad de ningún “profesional de la salud animal y nutricionista”, y que es perfectamente viable con una alimentación vegana a poco que uno preste una mínima atención, y más aún si se cuentan con los piensos veganos específicamente diseñados para ellos.

      Respecto a otras cuestiones que has tratado, en fin, ya especifiqué en mi comentario que cuando describía a los gatos como “omnívoros”, no lo hacía en referencia a su condición fisiológica, sino a sus hábitos alimenticios. La ingesta de heces por parte de los perros es algo excepcional y ocasional, pero no así el consumo de alimentos de origen vegetal por parte de los gatos, tanto de los que viven en hogares como los que viven en la calle. La fisiología de los gatos sigue siendo carnívora, pero sus hábitos alimenticios son cada vez más omnívoros, de igual forma que la fisiología de los pandas es carnívora, pero su dieta hoy por hoy es completamente vegetal.

      El gusto por las aceitunas que muestran algunos era un mero ejemplo de la poca especialización a la que está sujeta su alimentación en contraposición a otros animales carnívoros. A muchos gatos les encantan las aceitunas, el pan o las lentejas, pero difícilmente podrá verse a una pitón con tales gustos, siendo esto algo que apoya la viabilidad de una alimentación vegetal también desde el plano meramente práctico.

      Eliminar
    6. Por otro lado, decir que un gato “vegano” puede que no “este mal ahora, ni mañana ni dentro de 5 años, pero probablemente tenga una calidad de vida pésima a la edad de 10 años”, es lanzarse a hacer una predicción sobre el colchón más mullido del mundo. Teniendo en cuenta que la esperanza de vida de un gato es de unos 12 años, esto es como predecir que un hombre va a tener problemas de salud a los 70, achándolo, además, a su alimentación.

      Finalmente, el veganismo no representa ninguna “creencia”, sino un imperativo moral que todos estamos obligados a respetar. Sólo por ese hecho, la analogía que presentan está totalmente fuera de lugar y resulta incluso ofensiva. El veganismo no responde a ninguna fe, sino a los más elementales imperativos morales.

      Pero, además de eso, tampoco estamos “imponiendo” el veganismo a nadie. Mantener a un gato de forma vegana no es imponerle el veganismo, sino hacerlo respetando *nosotros* los principios éticos que estamos obligados a respetar en cualquier cosa que hacemos. Aquellos que mantienen gatos con una dieta cárnica no les ofrecen, sin embargo, carne humana. ¿Significa eso que les están imponiendo su humanismo a los gatos? No. Lo que significa es que el cuidado a los gatos está limitado por nuestra restricciones, no sólo económicas o físicas, sino también morales. Ese sí sería un caso homólogo. Tenemos la responsabilidad de cuidar, en la medida de lo posible, de aquellos sujetos que están en el mundo por causa nuestra (de los humanos, de los agentes morales), pero esa responsabilidad no justifica que vulneremos el respeto hacia los demás, ya sean esos “demás” vacas, pollos, atunes o humanos.

      Cuidar a los gatos de forma vegana es posible, afortunadamente, porque de no ser así, entonces no sería posible cuidar de ellos, sencillamente. Esta es la única manera posible de hacerlo porque es la única manera ética de hacerlo. Dejar en manos de alguien que no es vegano el cuidado de un gato es una tremenda irresponsabilidad porque es algo que va ha suponer la esclavitud y asesinato de otros individuos, y eso no es aceptable.

      Que “tu libertad acaba donde compensa (?) la del otro” está muy bien, pero no somos los veganos que vivimos con gatos quienes violamos esa máxima, sino quienes no lo son. Son ellos quienes violan la libertad de otros individuos (vacas, pollos, atunes, cerdos...), para satisfacer sus propios intereses o los de otros bajo su cuidado.

      Y muy vaga concepción de la libertad tendremos si creemos que esto se reduce a ofrecerles comida de origen animal. Los gatos no gozan de ninguna libertad, porque están enteramente sometidos a los prejuicios y el sometimiento humano, traídos forzadamente a un mundo hostil que los cría, los vende, los compra, los explota, los abandona, los persigue y los desprecia. Cuando esa dominación especista sea erradicada será cuando gocen de verdadera libertad. Dar a los que están bajo nuestro cuidado carne o pasta, mientras tanto, no cambia en absoluto esa situación. Por cierto, quizá la sorpresa te la llevases tú, aunque esto me resulta completamente irrelevante.

      Eliminar
  4. En cuanto al artículo, poco más se puede añadir. Quizá un pequeño matiz en cuanto a que el veganismo y las adopciones en realidad nada tienen que ver, puesto que el veganismo es un principio ético y una actitud de respeto, mientras que las adopciones son fruto de la compasión y solidaridad que alguien pueda sentir. Naturalmente, cada cosa que hacemos debe estar regida por los principios morales y entre ellas también las adopciones. El veganismo no tiene porqué ir unido a adopciones, pero las adopciones si tienen que ir unidas al veganismo.

    De hecho, es muy posible que las adopciones en cualquier caso sean incorrectas a partir del principio del veganismo. Como bien ha indicado Miguel Angel, en la tutela de animales no-humanos no sólo habría que estudiar el factor alimenticio. En un mundo completamente vegano las adopciones probablemente no tengan cabida, pero claro, el mundo actual es un mundo especistas con algunos pocos veganos, y ahí la cosa cambia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Igor. Gracias por tu comentario.

      La conclusión a la que yo he llegado es que la adopción en sí no es una obligación. El mero hecho de que otras personas tengan necesidades no justifica moralmente que nosotros empleamos nuestra vida en satisfacerlas. En el caso específico de las víctimas de la explotación especista, los responsables son quienes les han traído al mundo, quienes han participado en su explotación. Si algunas personas quieren dedicarse a cuidar de estos nohumanos, son libres de hacerlo. Y entiendo muy bien las motivaciones emocionales implicadas. Pero también es cierto que empleando sus recursos en dichas actividades, estarían descuidando por completo la difusión del veganismo.

      Hay que tener en cuenta que los activistas que se dedican al tema de las adopciones (ya sea parcial o completamente) tienen que discriminar entre las víctimas. Algunos se dedican solamente a los perros. Otros solamente se dedican solamente a los gatos. Hay quienes se centran en los animales que fueron esclavizados en granjas. La cantidad de nohumanos abandonados y despreciados es tan sumamente inmensa que no puede ser abarcada, incluso aunque todos los activistas nos dedicáramos a adoptar y cuidar.

      Señalo aquéllo porque algunos de estos activistas me han acusado de abandonar o discriminar a esas víctimas, por proponer que deberíamos focalizar nuestros esfuerzos en la educación vegana para lograr una sociedad no-especista. Cuando en realidad lo que yo veo es que ellos discriminan a unas víctimas en favor de otras. En cambio, los partidarios del activismo educacional tenemos en cuenta a todos los animales nohumanos por igual. Por tanto, si se trata de discriminar, esto es algo que necesariamente todos hacemos en nuestra vida. Ahora bien, en lo que se refiere a difundir el veganismo y abolir la opresión especista; dedicarnos a las adopciones - y todo lo que les rodea - no aporta nada a ese objetivo, y en muchas ocasiones lo dificulta o perjudica.

      Por otro lado, en un mundo vegano, considero las adopciones sólo tendrían sentido en el caso de víctimas que nosotros hemos causado deliberadamente y que, debido a nuestra culpa, ya no pueden valerse por sí mismas. Sólo en este caso habría una obligación de adoptar.

      !Un saludo!

      Eliminar
    2. Hola Luis. Gracias a ti por tus artículos.

      Estoy de acuerdo contigo, pero quizá el problema no sean tanto las adopciones en sí. Creo que existen muchas maneras de afrontar y de ver el tema de las adopciones y sí pienso que algunas de ellas pueden ser perjudiciales. Para mi, por ejemplo, es un error considerar las adopciones como parte del activismo vegano, pero por eso mismo indiqué que entiendo que el veganismo y el activismo por los Derechos Animales nada tienen que ver con las adopciones. Yo enfoco el tema de las adopciones como una actividad más dentro de las muchas que practicamos a lo largo del día. Es decir, para mi el tema de las adopciones vendría a ser algo así como una “afición” (no me gusta el término pero me parece el más gráfico) más entre las muchas que alguien pueda tener. Un vegano debería dedicar su activismo a la difusión y educación en torno al veganismo, pero tampoco somos personas que dedicamos 24 horas del día al activismo, en el sentido de actuar, de hacer algo de manera activa. Como cualquier ser humano tenemos nuestros momentos de desconexión y practicamos actividades y aficiones como pueden ser el deporte, ir al cine, leer, etc. Para mi las adopciones entran dentro de ésta categoría.

      Yo, por ejemplo, estoy totalmente al margen de temas relacionados con adopciones, pero no así mi novia. Sin embargo, ambos enfocamos el tema del veganismo y nuestro activismo de la misma manera. La diferencia es que cuando tenemos tiempos libre yo me dedico a leer, por ejemplo, mientras ella le busca un hogar o trata de ayudar a algún individuo no-humano.

      Las adopcines son para mi una actividad al margen como cualquier otra, pero, como dije en el comentario anterior, en cada cosa que hacemos debemos tener presentes nuestros principios morales, lógicamente. De esa manera, yo no compro libros que tengan cubiertas de cuero, por ejemplo, ni Ainhoa actúa de manera especista en el tema de las adopciones o trata de ayudar a unos a costa de otros.

      Entiendo que enfoncando las adopciones desde ese punto de vista y haciéndolo correctamente puedo incluso ser una actividad muy interesante para la difusión del veganiso de manera indirecta teniendo en cuenta que se trata de una actividad muy social, que el activismo educacional puede llevarse a cabo en cualquier momento y que la gente metida en ese mundo -por norma general- suele ser gente con un grado de empatía algo mayor de lo habitual hacia otros animales.

      El cuanto a lo del mundo vegano, creo que más que adopciones habría centros o refugios con gente especializada, preparada y dedicada a ello. Pero en fin, ese es otro tema con el que además sólo se puede lucubrar.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  5. Hola.
    Aunque acuerdo en mucho de lo que han dicho, tanto en el artículo como en los comentarios, me gustaría resaltar que en el caso de los animales víctimas de la explotación humana y que hoy y aquí existen, toda la humanidad es responsable de su situación. Es una responsabilidad social porque desde la prehistoria y gracias al especismo (del que los actuales veganos hemos sido partícipes) estos no humanos han sido domesticados, privándolos de su capacidad de vivir en libertad de acuerdo a sus propios intereses. No se puede comparar la capacidad de vivir en la Naturaleza de un lobo frente a la de un perro común. El último es altamente dependiente del humano lamentablemente.
    Por esto estamos obligados a prestarles ayuda y cobijo, y adopciones cuando corresponda. En un futuro mundo vegano por supuesto no existirían los animales "domésticos" con lo cual este problema no existiría, pero aquí y ahora, existe. ¿Es más correcto ser indiferentes frente a individuos que evidentemente sufren?... No creo.
    En cuanto a la alimentación, totalmente de acuerdo, pero... el pienso vegano sólo se consigue en determinados países y no en otros. Por ejemplo, en el cono sur de Sudámerica (Chile, Argentina, Uruguay) no hay marca comercial alguna de pienso (balanceado le decimos aquí) vegano. En Brasil y Perú hay alguna marca de pienso vegano para perros, pero no para gatos. ¿Qué se debería hacer si se vive en estos países donde no existe el pienso vegano?¿cocina casera?¿es viable esto para refugios de animales o para gente que tiene a cargo muchos perros y gatos o alimenta a animales que viven en la calle?...
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francamente no sé en qué se supone que estás de acuerdo. Porque lo que yo veo es que no estamos de acuerdo en nada.

      En primer lugar, la Humanidad no existe. El concepto de humanidad es una abstracción teórica. Es meramente un nombre que se utiliza para englobar a diferentes individuos con semejanza genética. No es un ente real. Por tanto, no puede tener deberes ni obligaciones. Una abstracción no puede tener responsabilidades morales. Sólo los individuos existen, y sólo ellos - cada uno - puede tener obligaciones de tipo moral.

      El hecho de que otros humanos participen en actividades de explotación de los nohumanos no es responsabilidad de quienes no participamos en dichas actividades y las rechazamos. ¿Acaso es responsabilidad nuestra que otros humanos cometan violaciones o asesinatos? ¿Quienes no participamos en dichas actividades somos también criminales? Eso es completamente absurdo. Se nos hace responsables de actos que no hemos causado ni por intención ni por partición. Suponer que somos responsables de lo que otros hacen es una violación de la lógica y de la coherencia ética.

      Así que no estamos obligados a adoptar a nadie de quien no seamos directamente responsables. Y sólo somos responsables de una persona si la hemos traído al mundo, o si la hemos dañado directamente con nuestras acciones. Y en el caso de que dicha persona no pueda valerse por sí misma ni ser un agente moral (responsable de sus actos).

      Nuestro deber moral es ser veganos. El veganismo es un deber moral. Un deber moral es aquello que no puede ser obviado por ninguna razón ni excusa. No hay argumento ni circunstancia que justifique moralmente que no seamos veganos. Y también tenemos el deber de difundir el veganismo con todos los medios éticos a nuestra disposición. Por dos razones: 1) la ética no es una cuestión personal, sino que atañe a todos los agentes morales; y 2) formamos parte de una sociedad que es especista, y se basa en la explotación institucionalizada de los animales nohumanos, con lo cual en cierto grado estamos participando, aunque indirectamente y sin intencionalidad, en esa injusticia. Tenemos el deber moral de cambiar esta sociedad a través del activismo educacional. Del mismo modo que lo hicieron los movimientos feministas, de liberación (Gandhi), y por los derechos civiles (Martin Luther King).

      Por otro lado, si alguien adopta a otra persona (humana o nohumana) tiene la misma obligación de alimentarla en forma vegana que la de alimentarse a sí misma sin utilizar a los otros animales. El pienso vegano aporta mucha comodidad pero no es estrictamente necesario. Los perros pueden vivir perfectamente con una alimentación vegana bien equilibrada. Y, hasta donde yo sé, en el caso de los gatos tampoco es estrictamente necesario alimentarles con pienso vegano. Lo bueno del pienso vegano es la comodidad que ofrece, puesto que aporta todos los nutrientes que necesitan en una sola comida. Pero siempre que les suplementemos con taurina (esto es muy importante) los gatos podrían vivir con una alimentación vegana, pero sin consumir pienso.

      Creo que todo lo demás que podría decir sobre este tema ya lo he expuesto en la nota, en los enlaces, y en los comentarios.

      Eliminar
  6. Luis, creo que hay una imprecisión respecto a las dietas aptas para gatos de personas veganas.

    No hay pruebas de que realmente sea seguro alimentar a los gatos con este tipo de alimentación:

    http://skepticalvegan.com/2013/08/10/vegan-cats/

    http://www.vegepets.info/resources/Publications/Veg-cats-Wakefield-et-al-JAVMA-2006.pdf

    https://gatosveganos.wordpress.com/2010/06/17/comida-vegetariana-para-mascotas-%C2%BFpueden-ser-completamente-equilibradas/

    Sé que no es le objetivo de un entrada discutir esto, pero es bueno aclararlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A qué tipo de pruebas te refieres?

      En los enlaces que has puesto lo único que se dice es que no hay suficientes estudios y que los que se han hecho hasta ahora incluyen a muy pocos individuos y ofrecen resultados dispares, y, también, que algunas comidas preparadas (latas & piensos) no tenían al parecer el suficiente aporte nutricional correcto. Nada de esto invalida la hipótesis de una dieta vegana saludable para gatos.

      Yo conozco a veganos que alimentan a gatos, de forma vegana, y estos están sanos, incluso después de varios años:

      http://www.forovegetariano.org/foro/showthread.php?30785-Analitica-de-gato-vegano

      ¿Por qué razón objetiva no pueden vivir los gatos con una dieta vegana? Si esta incluye los aminoácidos, minerales, grasas, y demás nutrientes que necesitan, no veo motivo por el cual no puedan asumirla de forma saludable:

      http://www.veganpet.co.nz/vegancats.php

      http://www.allamericanvegan.com/vegan-cats/

      Al igual que en el caso de seres humanos, se trata de que el aporte nutricional sea el correcto. Comer solamente patatas es totalmente compatible y coherente con el veganismo, pero no es saludable. Son dos cosas distintas:

      http://www.meneame.net/story/gato-estuvo-punto-morir-tras-ser-sometido-estricta-dieta-vegana

      Eso no significa que estén libres de enfermar - igual que enferman los humanos bien alimentados - por cuestiones que no estén directamente relacionadas con su alimentación.

      A mí me parece que a menudo se intenta echar la culpa al veganismo de cualquier cosa que ocurra. Porque muchos gatos que son alimentados con productos cárnicos desarrollan enfermedades o deficiencias nutricionales. ¿verdad?. El hecho de que un gato alimentado de forma vegana desarrolle alguna enfermedad o deficiencia no tiene que estar necesariamente relacionado con su alimentación. Pero cada vez que alguien se sale de la norma social establecida, y escoge otra opción razonable, los demás siempre intentan atacarle con objeciones a cual más disparatada. Si un vegano se resfria es culpa del veganismo. Si un vegano contrae cáncer es culpa del veganismo. A pesar de que la gente normal se resfría continuamente y contrae cáncer. Pero da igual porque todo es culpa del veganismo, ¿no?, aunque no se le pueda achacar ninguna relación causal. Con el tema de los gatos veganos me parece que ocurre algo similar.

      En todo caso, si no se pudiera alimentar a los gatos de forma vegana y saludable (aunque sí se puede), o alguien no pudiera hacerlo en concreto, entonces en ese caso no debemos adoptar gatos bajo ninguna circunstancia. De hecho, yo entiendo que los gatos no deberían vivir bajo nuestra tutela, salvo que fuéramos responsables directos de haberles hecho daño o de haberles traído al mundo (aunque obviamente no debemos criar gatos). Los demás animales son inocentes y ellos jamás deberían pagar el hecho de que nosotros no pudiéramos supuestamente alimentar a los gatos de forma vegana. Participar en la explotación animal no se justifica.

      Eliminar
  7. Es una locura esto...
    - No existe la humanidad
    - Persona ya dejó de significar lo que siempre significó, individuo de la raza humana
    - Persona puede ser hasta una cucaracha
    - Debemos cambiar arbitrariamente la dieta natural de felinos y cánidos según nuestra humana ideología, o sea imponernos por ser la especie dominante
    - Los veganos en su mayoría ignoran de que forma llego esa zanahoria al estante del supermercado
    - Las personas ciegas no deben tener un perro de compañía, el perro es explotado
    - Si todo el mundo fuera vegano, al ritmo de crecimiento de la población mundial en pocos años no habría tierras útiles y cultivables para alimentación de algunas especies, ya que se requiere mucho más m2 de tierra cultivada de vegetales que m2 de terreno para ganadería para sustentar la alimentación, por lo que tendremos que elegir quien se alimenta, y lo mas probable como somos todos veganos privilegiaremos a los no humanos, lo que conllevara ahora si al fin de la humanidad, pero como la humanidad no existe no habría problema
    - Y un largo etc.
    (Lo mas triste es que este comentario no durará mucho)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La humanidad existe como concepto, como idea, pero no hay una entidad real y autoexistente que sea la humanidad. Creo que esto es evidente para cualquiera que piense en ello.

      La referencia atribuida a la noción de persona ha cambiado mucho a lo largo de la Historia. Por ejemplo, hace miles de años sólo se usaba para denominar a los varones a partir de ciertad edad que fueran libres. El resto de individuos no eran considerados personas, sino meras cosas o propiedades. La referencia se ha ido ampliando con el paso de los siglos para extenderse a toda la humanidad. Esto no ha sucedido hasta el siglo XX. Ahora, de la misma manera que es injusto discriminar a otros humanos del concepto de persona sólo por ser de cierta raza o sexo, no hay ninguna razón para excluir a los otros animales de la categoría de persona sólo porque no sean humanos. Puedes consultar fuentes académicas al respecto en este enlace:

      http://repositorio.utp.edu.co/dspace/handle/11059/6898

      No hay ninguna dieta específica que sea "la dieta natural". Los animales en la naturaleza comen lo que pueden o lo que encuentran sin importarles si es "natural" o no. La naturaleza es también un concepto que hemos inventado nosotros para delimitar aquella parte de la realidad que no pertenece al ámbito de la acción humana. ¿Acaso es "natural" que los animales sean alimentados con piensos en las granjas? Los piensos no son "naturales". Pero esto no parece que te moleste.

      Los animales que estén bajo nuestra tutela, además de ser respetados y no ser explotados, deben ser cuidados y alimentados. En este artículo demuestro que una dieta vegana bien planificada es apta y saludable para ellos, igual que lo es para los humanos. No tiene nada que ver con ser "la especie dominante" sino que se trata de ser responsable y cuidar de aquellas personas bajo nuestra tutela sin hacer daño innecesariamente a otros.

      No demuestras que los veganos ignoren lo que tú dices. Te gusta mucho hacer afirmaciones arbitrarias y sin fundamento, por lo que veo. Además, cada vegano es una persona singular con sus propios conocimientos. Así que hablar de lo que "los veganos" saben, o no saben, es una generalización indebida.

      Los ciegos pueden tener guías humanos, si los necesitan, que voluntariamente se dediquen a ello. Pero de la misma manera que no está bien esclavizar a otros humanos para servir de guías tampoco lo está el esclavizar a otros animales.

      Si todo el mundo fuera vegano, la realidad sería justo lo contrario de lo que tú dices. Eliminando la ganadería, y toda la explotación animal en general, necesitaríamos muchísimo menos terrenos, y menos recursos en general, para alimentar a los seres humanos. Esto es así porque, para empezar, en un mundo vegano ya no existirían los billones de animales sometidos a la dominación humana y que críamos cada año para convertirlo en productos y a los que hay que alimentar con millones de toneladas de agua y cosechas. Te sugiero que antes de hablar y fantasear, consultes los estudios que se han hecho sobre lo que sucedería si se eliminara la explotación animal, los cuales confirman lo que yo señalo:

      www.enter.co/cultura-digital/ciencia/segun-este-estudio-para-salvar-al-planeta-deberiamos-ser-veganos/

      Sin duda, la humanidad como la idea de que los humanos son dueños del planeta y de sus habitantes debería desaparecer en favor de una humanidad que convive respetuosamente con los otros animales.

      Tus comentarios serán borrados en el momento en que hagas insultos o alusiones personales ofensivas. Son las normas del blog. Si no te gustan, no participes en él. Nadie te obliga a participar en este blog. Aunque sí estás obligado a respetar a los demás, tanto si te parece bien como si no.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog y las normas de convivencia.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...