19 de julio de 2014

El negocio animalista





Como ya apuntaba en un ensayo anterior, no podemos hablar correctamente de la existencia de "un movimiento animalista" puesto que dentro del ámbito animalista encontramos varias posturas singulares y diferentes entre ellas, con lo cual habría en realidad varios movimientos animalistas y no uno solo.

Lo que sí podemos es hablar de un negocio animalista. Es decir, hay organizaciones cuyo activismo no está enfocado en concienciar a la sociedad, sino que su propósito es organizar campañas con el objetivo de recaudar dinero para auto-financiarse a sí mismas y que sus miembros dirigentes puedan vivir profesionalmente de esta actividad. Uno de las más conocidos negocios animalistas, y que sirve de modelo para los demás, es PeTA.


¿En qué consiste este negocio? Es bien sencillo. Por ejemplo: ellos te muestran un "acto de crueldad" contra los animales no humanos, de forma aislada [tauromaquia; matanza de delfines; granjas peleteras,...], con el fin de conmover las emociones del público, y te piden dinero diciendo que ellos ya se encargan de remediar ese problema. 

Cada forma de explotación animal la presentan como si fuera un caso de violencia puntual y no como una consecuencia directa más, entre otras muchas similares, del especismo. Hablan de estos casos como si el resto de la explotación animal no existiera y como si fueran casos de "crueldad" que surgen espontáneamente sin una causa determinada:

 [Clicar sobre la imagen para ampliar]


En este caso me refiero a las organizaciones corporativas. No me refiero a cualquier asociación animalista. Estoy hablando en concreto de grupos que adoptan una estructura jerárquica y que buscan perpetuarse a sí mismos mediante la recaudación de dinero y la auto-publicidad. Esto no tiene nada que ver con el hecho de que un grupo de individuos se junte a nivel local con el único objetivo de difundir el veganismo. Diferencio claramente entre los grupos activistas que se dedican a la educación de la sociedad y los grupos corporativos que se dedican al negocio.

Este negocio no está limitado a unas pocas o determinados grupos corportativos, sino que es algo muy extendido dentro del ámbito animalista. Sólo existen algunos grupos activistas de base, compuesto por colectivos e individuos independientes, que tratan de concienciar a la sociedad. La mayoría de animalistas prefiere apoyar los grupos corporativos y se convierten en dóciles seguidores de las órdenes que dicta la cúpula de la organización en la que participan. Esta dinámica tiene casi todo en común con los partidos políticos oligárquicos y nada que ver con lo que en realidad se supone que serían organizaciones sociales de activismo y voluntariado.

El principal fin que tienen estas organizaciones es el de crear un negocio rentable, del cual vivir, aprovechándose de la compasión de la gente. Para conseguir esto tienen que recopilar numerosos socios y donaciones económicas, publicitando "victorias" y "logros" de prohibiciones o reformas en la explotación de los animales. Pero estas supuestas "victorias" no son más que arreglos superficiales que en nada afectan al problema del especismo y la esclavitud de los no-humanos.

Podría poner muchos, muchos, ejemplos, pero escogeré uno reciente que me parece representativo: la organización denominada "Igualdad Animal" [IA] publicitaba una supuesta "victoria" alegando que ellos habían conseguido que en la India se prohibiera la importación de foie-gras:


 [Clicar sobre la imagen para ampliarla]

Sin embargo, no hay prueba objetiva de que sus acciones haya conseguido promover esta medida. El boletín ministerial que presentan como prueba no dice nada al respecto. Y, además, prohibir la importación de foie-gras [paté de hígado de pato o de oca] no implica prohibir la importación de patés hechos, por ejemplo, con los cuerpos de cerdos o de atunes. ¿Acaso no está IA difundiendo la idea de que está mal utilizar patos u ocas para hacer paté con sus hígados pero que en cambio sí estaría bien hacer lo mismo con otros animales?

¿De qué sirve rechazar la compraventa de paté de oca  si luego compras o vendes paté de cerdo? Esto no ayuda en nada a los animales esclavizados. Lo único para lo que sirve es para potenciar el consumo de otros productos especistas. Cuando los consumidores no encuentran un determinado producto animal por lo general lo que hacen es consumir a otro producto animal en su lugar.

Puede que a algunos nos cueste comprender cómo es posible que alguien se crea aquella publicidad engañosa. Pero lo cierto es que esto sucede. Muchas organizaciones animalistas, sobre todo las más conocidas y presentes en los medios informativos tradicionales, practican el engaño de forma sistemática en sus campañas, y la mayoría de gente cree ciegamente en lo que dicen, sin más investigación. 

El esquema de actuación es siempre idéntico:

[1] Presentan ante la sociedad un caso muy específico y minoritario de violencia contra los animales no humanos, aislándolo del entramado de opresión especista del que forma parte, y lo denoniman "maltrato" o "crueldad".
[2] Afirman que ellos van a solucionar ese problema, o que ya lo han solucionado, mediante alguna regulación o prohibición legal.
[3] Te piden dinero para que ellos le pongan remedio y para poder seguir solucionando otros casos similares.
Por supuesto, en realidad toda estas campañas tiene como única finalidad la de conseguir dinero. El 99% de todas las iniciativas que promueven estas organizaciones corporativas es motivar a la gente a que les den dinero a ellas para poder financiar sus salarios y los gastos que conlleva el mantenimiento de la organización.

Estas corporaciones animalistas necesitan vender "victorias" cada cierto tiempo para darse publicidad e intentar conseguir que aumente su número de socios o donaciones y así poder seguir viviendo a costa de la explotación animal. Éste es el motivo principal por el que aparecen ese tipo de campañas e iniciativas periódicamente. El objetivo es imitar a grandes empresas animalistas, como HSUS y PeTA, que han montado un negocio muy rentable alrededor de lo que ellos llaman la "crueldad animal" y que se dedican a vender su versión de lo que entienden ellos que sería una explotación "menos cruel".

Su objetivo no es concienciar contra el especismo, ni promover el veganismo. De hecho, más bien provocan el efecto contrario: la gente no se hace consciente de la explotación sistemática y masiva que ejercemos sobre los demás animales y piensa que la violencia contra otros animales es algo puntual y causado por la "crueldad" de unos pocos individuos.

El criterio que determina sus acciones no es llevar a cabo lo que es justo o lo que es efectivo para acabar con la explotación animal; su criterio se basa en hacer aquello necesario para conseguir dinero con el cual mantener económicamente su organización y hacerla crecer. Funcionan con la mentalidad de una empresa comercial. Es por esto que hacen campañas especistas y promueven la regulación de la esclavitud en lugar de su abolición. Si una empresa quiere crecer y prosperar debe adaptarse a los intereses y preferencias de los consumidores, y si estos consumidores tienen una mentalidad especista, y tienen asumido también el prejuicio bienestarista, entonces los negocios animalistas les ofrecerán productos adaptados a esa mentalidad.

Los grupos bienestaristas no van a hablar de especismo al público ni va a pedir a la gente que se haga vegana. Conseguir la liberación animal no les daría dinero. No es un movimiento activista; es un negocio a costa de explotar la desgracia de inocentes. 

Los grupos corporativos no piensan en lo que es justo; piensa en el negocio. El veganismo no es bueno para su negocio porque el veganismo supone criticar las ideas y costumbres del 99% de la población —y a la mayoría de animalistas. Por eso focalizan sus campañas contra unas muy determinadas formas minoritarias o marginales de explotación animal para ganarse así el favor de la mayoría social que no participa en esos actos concretos.

En ocasiones se dice que algunas de esas organizaciones habrían supuestamente ayudado a promover algún tipo conciencia sobre el problema de nuestra relación con los demás animales. Pero este hecho circunstancial no justifica su existencia o su actividad, sobre todo teniendo en cuenta que esa "concienciación" refuerza el prejuicio especista y se promueve bajo un enfoque bienestarista. En general, casi todas las organizaciones animalistas hasta ahora han marginado deliberadamente al veganismo y han promovido la idea de que el problema en nuestra relación con los demás animales es conseguir una esclavitud más "humanitaria".

Nada de esto que expongo es nuevo, y otros activistas, como Gary Francione, ya denunciaban hace décadas cómo el autodenominado "movimiento animalista" se había convertido en realidad en el negocio animalista.

¿Qué podemos hacer los activistas veganos ante esto? En primer lugar, no desanimarnos. En segundo lugar, enfocar nuestros esfuerzos en difundir el veganismo tanto a nivel individual como a nivel colectivo con otros activistas.


Parece razonable suponer que más personas se han hecho veganas en lo que llevamos de siglo XXI que en todo el anterior siglo XX. La clave material de esta diferencia es Internet. Internet ha permitido liberarnos de la deliberada marginación que los grupos animalistas han ejercido contra el veganismo y poder crear canales de comunicación independientes para difundir el mensaje vegano.

El veganismo se ha extendido sobre todo gracias a la existencia de Internet. Es Internet lo que ha permitido que en los últimos 15 años el número de veganos haya crecido exponencialmente y que por primera vez en su historia el veganismo aparezca mencionado, o incluso promocionado ocasionalmente, en los medios de comunicación generalistas. Internet ha supuesto la aparición de un espacio informativo libre, no controlado por las empresas ni por las corporaciones animalistas.

Es decir, han sido el activismo independiente, el ciberactivismo, el activismo individual, el activismo de base, quienes han conseguido este progreso. No han sido las organizaciones corporativas. Al contrario, estas organizaciones ponen todo su esfuerzo en acabar con el auge del veganismo y perpetuar el canon bienestarista para así evitar que el abolicionismo pueda convertirse en un movimiento mayoritario.


Por último, y por si acaso alguien malinterpretara, debo aclarar algo que me parece obvio: no está en mis palabras, ni es mi propósito, el "atacar "a nadie —a ninguna persona. Esto es una crítica razonada; no un "ataque". Lo único que hago aquí es explicar y denunciar públicamente una serie de acciones y de ideas que considero erróneas y perjudiciales; con la intención de que la gente reflexione sobre ello y voluntariamente decida teniendo en cuenta todos los argumentos. 


Las organizaciones corporativas, al igual que la industria de explotación animal con la que a menudo tienen complicidad, se sostiene principalmente porque la gente las apoya. Si dejan de apoyarlas, su negocio se acabó.


12 comentarios:

  1. Que tal Luis, buenas tardes. Una duda: En un texto que adjuntaste y otro que escibiste hablaste de la eutanasia como un derecho, sin embargo (corrígeme si no es cierto) se puntualiza bastante en el sentido humano y no logro entender la postura del veganismo hacia la eutanasia animal no humana. Entiendo que es un derecho cuando se solicita, pero un no humano no podría. Tuve una perrita cuando yo tenía 10 años (hace 20) y se le sacrificó para que no siguiera sufriendo (sufría según nosotros, bajo una lógica por tanta inyección, vomito, espasmos, etc) la pregunta sería, ¿Hasta que punto sería eticamente correcto practicarla para los no humanos? Gracias por la info. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gustavo.

      No recuerdo cuál es el texto del que haces mención. ¿Podrías señalarme a cuál texto en concreto te refieres?

      Eliminar
    2. Que tal Luis. Cometí un error, no escribiste un texto solo adjuntaste un link de otro blog donde viene ese texto (en el indice por temas y autores) ---> http://adbaculum.blogspot.com.es/2007/05/la-eutanasia-y-el-aborto-mi-visin.html. Gracias por la observación. Saludos.

      Eliminar
    3. Que tal Luis: Tomando en cuenta este link, ¿Cual sería tu punto de vista de acuerdo a mi caso? Gracias.

      Eliminar
    4. Gracias por la aclaración, Gustavo.

      Respecto del tema de la eutanasia, no tengo una postura completamente definitiva del todo.

      Matar a alguien es moralmente reprobable en tanto que vulnera el interés en vivir del individuo y viola su valor intrínseco como persona al ser usada como un simple medio para un fin. Pero contemplo que quizás podrían haber algunas excepciones excusables a esta norma moral, como sería la auto-defensa legítima. Es decir, si la única forma de evitar una agresión mortal fuera destruyendo al agresor, esto podría estar justificado en tanto que: 1) el interés en vivir del inocente, la víctima, prevalece frente al del que es culpable de la agresión, y 2) que el derecho a la vida justifica la defensa de este derecho frente a las agresiones que pretenden violarlo.

      Sin embargo, entiendo que esa excepción sólo estaría justificada si de verdad no tuviéramos ninguna otra opción de defender nuestro derecho frente a una agresión. Pero en la vida real tenemos muchas opciones para prevenir y solucionar conflictos que no requieren destruir a nadie. Y creo que nuestra inteligencia podría desarrollar muchas más si asumiéramos el principio de la no-violencia. La autodefensa no puede servir de excusa para encubrir el asesinato.

      Yo creo que este razonamiento es claro, y que muchos nos pondríamos de acuerdo al respecto, pero el punto más problemático sería tal vez determinar empíricamente si ciertas circunstancias justifican ese tipo de auto-defensa. Esto último me parece lo más complicado.

      De todos modo, esta conclusión es provisional y comprendo que algunos la cuestionen, dado que, desde un punto de vista estricto, no se justifica apelando sólo a los principios éticos objetivos. Es decir, la noción de que la víctima prevalece frente al agresor en un conflicto es un principio que no puedo justificar racionalmente aunque nos pueda parece razonable. Podemos acordar que sea así, pero en última instancia esto no se deriva de la lógica, sino que parece ser un producto de la empatía.

      En el caso de la eutanasia me sucede algo similar. Considero que la eutanasía podría constituir una excepción al hecho de dar muerte a alguien siempre que cumpla unos requisitos específicos: 1) que el individuo en cuestión padezca una lesión o enfermedad mortal, degenerativa e irreversible; 2) que la persona afectada dé su consentimiento explícito, libre e informado. Si no se cumplen estos requisitos no sería eutanasia sino asesinato. Si se cumplen, entonces puedo admitir que sea permisible. No parece tener ningún sentido que alguien sufra sin ninguna finalidad más que la de el sufrimiento mismo. Puesto que el dolor tiene un carácter instrumental destinado a proteger y conservar la vida, si ya no sirve para ese propósito entonces puedo comprender que alguien decida voluntariamente deshacerse de él, en tanto que esa persona ha perdido objetivamente su autonomía y cualquier expectativa de futuro, y sólo le queda agonizar.

      Eliminar
    5. En cualquier caso, sigue siendo un tema controvertido ya que, al igual que en el primer caso de excepcionalidad que comenté, no es algo que pueda justificar desde un punto de vista estrictamente racional, y claramente lo que nos motiva es la simple empatía (o en el peor de los casos: la compasión). Por ello, estoy abierto al cuestionamiento sobre este punto.

      En general, estoy abierto al cuestionamiento sobre cualquier tema. Sólo ocurre que hay cuestiones que son muy claras y evidentes a la luz de la lógica y los hechos, mientras que hay otras que no tanto y están más abiertas a la discusión.

      Como bien señalas, los animales nohumanos no pueden dar su consentimiento en el caso de la eutanasia, y nosotros no podemos saber concretamente cuánto sufren y si desean morir en determinadas circunstancias, debido a que no pueden comunicárnoslo, aunque podamos imaginarlo aproximadamente. Hay casos registrados de animales nohumanos que se han dado muerte voluntariamente en cautiverio, agrediéndose a sí mismos, seguramente debido al sufrimiento que padecían por estar encerrados. Luego es evidente que pueden desear la muerte (la auto-destrucción) en ciertos casos como única salida ante la desesperación. Aunque seguro que, al igual que nosotros, preferirían siempre vivir si tuvieran la opción de escapar y recuperarse.

      Por tanto, debido a que ellos no pueden dar consentimiento y, teniendo en cuenta también el contexto especista en el que vivimos, me opongo a que la eutanasia pueda darse en los nohumanos. Todos sabemos que la palabra "eutanasia" (al igual que "sacrificio") ha servido para disfrazar lo que en realidad eran asesinatos manifiestos de animales nohumanos. El desprecio especista hacia los demás animales favorece y motiva a que ocurran estos sucesos.

      Los bienestaristas también han cometido asesinatos con la excusa de "eliminar el sufrimiento" de sus víctimas, dado que ellos no reconocen que los seres sintientes tengan un interés en vivir ni tampoco que tengan derechos que no debemos violar. Su objetivo de "eliminar el sufrimiento" en el mundo les sirve de pseudo-justificación para cometer cualquier crimen que consideren que cumple con ese objetivo:

      http://enfoqueabolicionista.blogspot.com.es/2010/03/ocho-animales.html

      http://thenokillnationenespanolblog.wordpress.com/category/peta/

      Éste es un resumen sintético de mi postura. Espero que te sea de utilidad.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. No puedo estar de acuerdo contigo. Lo que me pregunto es si tergiversas la realidad por inconsciencia o por algún otro motivo.
    En primer lugar dudo que una asociación animalista (o bienestarista como tu acusas) pueda considerarse un buen negocio.
    Sin duda no se te oculta que hoy en día ninguna acción puede hacerse sin el consiguiente desembolso económico. Por muy bienintencionados que seamos los humanos no trabajamos gratis.
    El hecho que una asociación tenga miembros liberados no cambia en absoluto el hecho de que esa financiación sea necesaria.
    Te hago notar que los maltratadores de hoy en día hacen exactamente el mismo discurso que tu has desarrollado en tu artículo.
    Creo que confundes las estrategias con el espíritu quye mueve esas asociaciones. Usan temas concretos para movilizar a las personas y las conciencias. Eso no significa que esas sea su finalidad última. Te quiero recordar que Peta patrocinó las charlas de Gary Yourofsky que trataban sobre veganismo.
    En un momento dado, un caso concreto (Tauromaquia, foie, festejos populares...) puede llamar la atención y prepara la opinión pública para romper las barreras e la especie.
    No todas las biografías son de descubrimiento inmediato de la verdad.
    Son opiniones como esta la que alejan a los activistas de la acción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te he tergiversado ninguna realidad. Ni demuestras que lo haya hecho. Sólo lanzas una acusación indemostrada.

      Que tú dudes algo no es un argumento. Una duda sólo evidencia tu ignorancia al respecto de un tema.

      El activismo, por definición, es una labor voluntaria. No es un trabajo remunerado. Porque al recibir un sueldo pierdes la objetvidad y la independencia necesaria para hacer activismo. Una cosa es que se hagan actividades en las que los asistentes pagan los costes de la actividad (por ejemplo: talleres de cocina) o que se organicen eventos para recaudar una cantidad determinada y limitada de dinero con el que sufragar alguna tarea activista (por ejemplo: imprimir folletos). Pero otra cosa muy distinta es organizar campañas e iniciativas con el único fin de conseguir todo el dinero posible para poder financiarte un sueldo con el que vivir. Si no entiendes estas diferencias es que no entiendes la radical diferencia entre el activismo y el negocio.

      Lo que tú llamas "miembros liberados" no son más que individuos que viven a costa del trabajo de otros. "Miembros aprovechados" sería una mejor denominación.

      ¿De qué "maltratadores" estás hablando? De todas las falsas acusaciones que lanzas probablemente sea la más estúpida y malintencionada de todas. ¿Tienes alguna explicación o prueba que fundamente tu acusación insultante? No, no tienes ninguna. Parece que sólo buscas calumniar, sin aportar datos ni razonamientos.

      Eres tú el que confunde todo aquí. Decir que algo es una "estrategia" no lo justifica moralmente. Decir que PeTA patrocinó las charlas de Yourofsky no refuta nada de lo que he expuesto. Además, creo que has señalado un mal ejemplo, ya que PeTA dejó de financiar las charlas de Yourofsky alegando que "la educación no funciona". Oh, ¿las charlas de Yourofsky no funcionan? La mayoría de la gente dice lo contrario. ¿No será que PeTA despidió a Yourosfky porque promover el veganismo es lo último que le interesa y lo que busca en realidad es hacer negocio? Así lo confirman las propias declaraciones de Yourosfky:

      http://arzone.ning.com/profiles/blogs/gary-yourofsky-arzone

      Un caso concreto puede servir para concienciar sobre el problema del especismo siempre que se pretenda buscar deliberadamente que la gente haga la conexión y se dé cuenta de que no hay diferencia moral entre las varias formas de explotación animal. Pero las campañas especistas y monotemáticas no están enfocadas en lograr que la gente haga dicha conexión, sino todo lo contrario: perpetúan el prejuicio de que hay determinados usos de animales nohumanos que son condenables mientras que otros son admisibles. Esas campañas marginan el veganismo y refuerzan el especismo.

      Este texto posiblemente ayude a algunas personas a tomar conciencia del grave problema que representan las organizaciones corporativas y eso conseguirá que entiendan la importancia del activismo. Quien comprenda lo que he escrito se sentirá más motivado a difundir el veganismo ya que no estará engañado por la propaganda de los negocios animalistas que pretenden monopolizar el ámbito animalista para hacer creer a todo el mundo que los problemas se solucionan dándoles dinero a ellos.

      Eliminar
  3. Hola Luis.
    Entiendo perfectamente que eutanasia es un eufemismo cuando la persona no da su consentimiento, como es el caso de los nohumanos.

    En estos momentos Pablo, un gato con el que convivo, está desahuciado por la veterinaria y me ha preparado para tomar la decisión.

    Pero no puedo, no tengo derecho, es su vida y no me ha dado su consentimiento...
    Pero no quiero que sufra.

    No es la primera vez que paso por esta situación, sin embargo nunca antes me había planteado el asunto de forma tan profunda, estoy reflexionando mucho.


    De momento no siente dolor, sólo está débil por su extrema delgadez, mucha gente me dice que dejarlo ir es lo mejor, que no espere a que se deteriore más.

    ¿Y paliar su sufrimiento cuando llegue y esperar a que se vaya solo?

    Está siendo muy doloroso para mí.
    Gracias por tu atención.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lorena.

      Siento mucho lo que me cuentas y personalmente comprendo tu situación. Yo también he pasado por esa circunstancia y es algo terrible. Y por supuesto que entiendo el dilema que te planteas.

      Mi oposición a la eutanasia tiene que ver con razones morales pero también se debe a motivos contextuales. Es decir, en esta sociedad especista en la que vivimos, la excusa de la eutanasia se utiliza habitualmente para disfrazar asesinatos de animales nohumanos, con el beneplácito de los veterinarios. Por todas estas razones, no puedo apoyar ni fomentar la eutanasia sobre los nohumanos. Sin embargo, soy consciente de que también hay personas como tú que se plantean la eutanasia pensando sólo en lo que es mejor para los intereses de los nohumanos que tienen bajo su cuidado.

      Las personas que se oponen a la eutanasia proponen que a los moribundos se les apliquen cuidados paliativos que tienen como objetivo eliminar o aliviar su sufrimiento antes de que finalmente mueran de forma natural. Es una opción, aunque no está exenta de problemas también, dado que la administración de analgésicos puede inducirles el fallo órganico, con lo cual no sería muy diferente de una eutanasia.

      De nuevo, siento mucho por lo que estás pasando, y también por Pablo. Ojalá pudiera hacer algo para ayudaros o para facilitar lo inevitable. Sólo sé que sea cual sea la opción que finalmente escojas, lo harás con la intención correcta.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Muchas gracias por responder y tan rápido.
    Pienso que si Pablo fuese un humano, recibiría atención para paliar su sufrimiento en caso de haberlo, afortunadamente no se encuentra aun en ese estadio.
    Si fuese un humano nadie plantearía la eutanasia porque sería algo que tendría que demandar él.
    Por eso tengo un conflicto interno muy grande, además él se merece todos mis debates internos, me ha acompañado 10 años de su vida y ¿Cómo no voy a darle los días semanas o meses que le puedan quedar?

    Me gustaría para él lo que querría para mí.
    Y soy consciente de que por muy buena que sea mi intención, puedo equivocarme y hacerle sufrir no ya dolor físico, si no la angustia de saber que lo van a matar, porque esas cosas la sabe, los nohumanos saben lo que les va a suceder en ese momento y como me horrorizaría sentirlo yo, no deseo que lo sienta él.

    Creo que vamos a vivir juntos este proceso e intentaré reconocer sus señales.

    Gracias otra vez por tu respuesta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Aun yendo a sectores donde el individualismo activista tiene su plan de acción, se observa que los medios de operar son idénticos a los de PeTA; no en tan tamaña magnitud, pero similares en su contexto. Mostrar animales en estado grave mueve los sentimientos de las personas y sus billeteras. Si nos fijásemos bien, podría decirse que en España y en cualquier otro país, los rescatistas que actúan individualmente no muestran transparencia. Los ingresos a sus cuentas bancarias son un misterio. mientras que sus egresos son por demás publicitados. Así que si tenemos en cuenta que alguien, operando solo, consigue sus buenos euros, dólares o pesos...cuánto más podrían obtener organizaciones bien montadas!!!

    ResponderEliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog y las normas de convivencia.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...