17 de mayo de 2015

La insistente confusión sobre el concepto de los Derechos Animales




Leo una noticia que dice así:
«Noruega crea unidad de policía para proteger los derechos animales.»
Entiendo que la noticia está mal redactada en el uso de los términos.

Primero; los animales no humanos no tienen derechos legales reconocidos. Ni en Noruega ni en ningún otro país. Los animales no humanos están sometidos a la condición de propiedad. Y la propiedad no puede legalmente tener derechos. Sólo los considerados como sujetos pueden tenerlos; pero la propiedad es un tipo de objeto, no de sujeto.

Segundo; de acuerdo a la ley, los animales no humanos son recursos económicos. La legislación considerada a los animales no humanos como bienes muebles que están al servicio de los humanos. Por eso existen los criaderos, las granjas de animales, los mataderos y los demás centros de explotación que comercian con las vidas de los animales para beneficio humano. Esta es la situación actual en todos los países del mundo.

La función de la polícía consiste en proteger la propiedad animal frente a posibles usos o injerencias que no estén reconocidas por la ley. Por ejemplo, se considera que dar patadas a un perro por pura diversión no es una finalidad aceptable y entonces se prohíbe. Pero no porque se reconozca que el perro tiene derechos sino porque la ley regula límites del uso de la propiedad; del mismo modo que la ley prohíbe pegarle fuego a nuestras casas. Es una simple regulación en el uso de la propiedad. Ni las casas ni los animales no humanos tienen, ni pueden tener, derechos legales reconocidos en tanto que estén sometidos al estatus de propiedad. Quienes tienen derechos legales reconocidos son sus propietarios: los humanos.

¿Acaso prohibir que las casas sean incendiadas significa reconocer que las casas tienen derecho a la vida o derecho a la integridad física? Por supuesto que no. De la misma manera es absurdo hablar de "derechos de los animales" cuando la ley está regulando el uso que hacemos de los no-humanos como propiedad de los humanos.

Curiosamente la propia noticia aclara que el motivo real que impulsa esta legislación es la intención de proteger a los humanos:
«La iniciativa se creó bajo el argumento de que quien lastima a un animal es capaz de hacerle daño a un humano.»
No es de sorprender que el objetivo de la ley sea proteger de forma específica a los seres humanos. Las leyes —en plena consonancia con la mentalidad especista predominante en nuestra sociedad— sólo reconocen a los humanos como personas con derechos. Si la ley protege de alguna manera a otros animales es en realidad porque eso beneficia a los humanos.

Así es como está estructurado nuestro sistema legal y no puede funcionar de otra manera en el contexto actual. Para que esto cambiara tendría primero que abolirse el estatus de propiedad sobre los no-humanos y seguidamente reconocerlos como personas jurídicas. Obviamente esto es imposible en la práctica a corto plazo. Para llegar a este punto primero tendría que haber una mayoría social que rechazara la utilización de animales no humanos como recursos para los humanos, a través del veganismo.

Por si fuera poco, el contenido de la noticia no se limita sólo a malinformar sino que también delira hasta el punto de afirmar que Noruega ha entendido que los animales tienen derecho a la vida:
«Mientras nos llamemos humanos, tenemos que respetar que los animales merecen tanto respeto como nosotros y que su derecho a vivir es igual que el nuestro. Noruega entiende esto a la perfección y ha creado una unidad de policía encargada de proteger los derechos de los animales.»
Toda la noticia es un completo absurdo tal y como está escrita.

Si fuera cierto que Noruega reconoce, por ejemplo, el derecho a la vida de otros animales entonces ¿por qué matan a los animales para servir de comida? ¿Por qué es legal la caza, la pesca, los mataderos, y demás actividades que sistemáticamente tienen como finalidad destruir la vida de los animales no humanos?

Si  en verdad se les reconociera el derecho a la vida entonces ya no se les podría matar para dichos propósitos, al igual que no se puede matar a seres humanos para servir de comida o para hacer abrigos. Como acertadamente aclara el profesor Gary Francione acerca del concepto de lo que es un derecho:
«Un derecho es protección no consecuencialista para un interés: esto significa que protegemos dicho interés aun si hubiera consecuencias buenas en un sentido general si no lo hiciéramos.»
Pero mientras los animales sigan sometidos a la condición de propiedad, cualquier iniciativa legal lo único que podrá hacer es regular el uso que los humanos hacen de los no-humanos. Exactamente lo mismo que ocurría en el siglo XIX, cuando existía la esclavitud humana que sometía a millones de seres humanos a ser propiedad de otros humanos.

Por tanto, la pregunta que nos deberíamos plantear en primer lugar es: ¿acaso es justo que consideremos a otros animales como nuestra propiedad?

Sabemos que los demás animales no son objetos; ellos poseen sensibilidad e intereses propios. Al considerlos como propiedad, los cosificamos y vulneramos sus intereses para que nosotros podamos obtener un beneficio a costa de destruir su libertad y sus vidas. Los discriminamos de la comunidad moral por el simple hecho de que ellos no son humanos.

Si entendemos que es injusto discriminar moralmente a los individuos por la raza o el sexo ¿acaso no es igual de injusto discriminar por la especie? Esto sería el verdadero centro de toda la cuestión que estamos planteando aquí.

Por otra parte, esta confusión que denuncio está fomentada también por la existencia del término «Derecho Animal» que se refiere a un ámbito jurídico que trata acerca del estatus legal de los animales no humanos.

Sin embargo, el Derecho Animal no equivale a que los animales tengan derechos. Esto sólo significa que hay una parte de la ley que se dedica a postular las normativas legales que afectan específicamente a los animales no humanos. Dentro de este ámbito, hay algunos juristas que proclaman en favor de dotar a los animales no humanos del estatus de personas jurídicas para de este modo sacarlos de la condición de propiedad; porque mientras los no-humanos sean propiedad humana nunca podrán tener derechos.

En definitiva, hemos visto que como consecuencia de la falta de interés y de conocimiento, la redacción de las noticias son engañosas y desinforman sobre cuál es la situación real de los animales en nuestra sociedad, dificultando así que haya un cuestionamiento serio sobre el problema en nuestra relación moral con ellos.

Llamar "derechos" a las regulaciones sobre la manera en que son explotados los animales no humanos es un notorio ejemplo del mal uso de los términos y de los conceptos, que es habitual a la hora de informar sobre esta cuestión.

Para entender mejor lo que significaría realmente reconocer que los demás animales tienen derechos, recomiendo leer el artículo titulado: «Derechos Animales, En Pocas Palabras».

7 comentarios:

  1. Un gran articulo ¡ Muchas gracias por tu claridad y tu inteligencia Luis :)

    ResponderEliminar
  2. Tal vez pueda aportar algo al respecto con mi libro http://biologiaengral.blogspot.com.ar/p/los-animales-domesticos-y-el.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No consigo ver qué puede aportar a esta cuestión un libro que adopta un enfoque especista, antropocéntrico, y que trata a otros animales como "plagas". Todo ese planteamiento se opone frontalmente a la ética que aquí defendemos.

      Eliminar
    2. No podés opinar del libro si no lo leíste. Como biólogo acepto el calificativo de animales “no humanos” que mencionás a cada rato. Esto supone calificar al hombre dentro de los animales. Por otra parte los animales domésticos son un producto biotecnológico que el hombre fue criando desde el neolítico para satisfacer sus necesidades. Todos los animales pueden aumentar considerablemente su población cuando hay un desequilibrio ecológico en su ecosistema (natural y/o artificial), deviniendo en plagas para otras especies. Por lo tanto el concepto de “plaga” se da acá desde el punto de vista ecológico y no económico. Los animales domésticos, por razones que se dan en el libro, son más propensos a formar plagas. Hay cientos de ejemplos en este sentido.

      Eliminar
    3. He leído la introducción, y el índice, y por tanto puedo opinar perfectamente sobre el uso de los términos que haces.

      Me parece muy bien que aceptes el calificativo de animales nohumanos y que aceptes que los humanos somos animales. Pero no sé a qué viene mencionar ese punto. Todo la comunidad científica acepta esas nociones. No tiene nada de peculiar.

      No importa que los animales no-humanos que son denominados como "domésticos" sean un producto de la acción humana. Eso no es lo relevante. Lo relevante es que son seres sintientes y por tanto merecen ser considerados y respetados como personas. Ésa es la cuestión central que aquí se está tratando, y no otra.

      El hecho de que otros animales hayan sido traídos al mundo por los humanos no nos da legitimidad para explotarlos o matarlos simplemente porque nosotros lo deseemos así o porque nos convenga. De la misma manera que no tenemos derecho a explotar o matar a nuestros hijos. La especie no hace ninguna diferencia.

      La cuestión que deberías explicar, entre otras, es por qué a otros animales los calificas de "plagas" (con todo el peso criminalizador, despectivo y denigrante que tiene ese calificativo) pero no aplicas el mismo criterio sobre los animales humanos, a pesar de que la sobrepoblación humana causa estragos horribles en el medio ambiente y las vidas de otros animales:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/2012/04/una-respuesta-vegana-al-ecologismo.html

      En ese artículo explico que el ecologismo no es una excusa válida para pisotear los derechos de otros animales y tratarlos como simples recursos naturales para gestionar el medio ambiente desde un punto de vista antropocéntrico.

      Eliminar
  3. Me gustaría saber cual es el punto de vista de Luis Tovar ante el aborto de las madres humanas.¿En tu opinión tienen derecho a llevarlo a cabo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa cuestión no entra dentro de la temática de este blog.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...