13 de enero de 2016

¿Cadena Alimenticia o Cadena de Esclavitud?



En esta nota me gustaría exponer dos conclusiones sobre la supuesta "cadena alimenticia" que en ocasiones se presenta como argumento para intentar justificar que usemos a otros animales de comida.

La primera consclusión es que considero que no sería empíricamente correcto decir que "el ser humano está en la cima de la cadena alimenticia", o decir que comemos animales debido a alguna supuesta cadena alimenticia que nos condiciona a ello. 

La segunda es que este tipo de hecho en ningún caso justifica moralmente nuestra explotación de otros animales.

Mis razones para haber llegado a estas conclusiones son las siguientes:

Primero; los animales catalogados biológicamente como depredadores naturales [leones, tigres,...] y como parásitos [mosquitos, pulgas,...] se sitúan por encima de nosotros en la red trófica: en el estado natural ellos se alimentan de nosotros y no al contrario. No estamos objetivamente en la cima de ninguna cadena o pirámide alimenticia natural.

Tal y como explica la revista Scientific American acerca de un estudio sobre el nivel trófico en que se sitúan los seres humanos:
«La investigación, dirigida por Sylvain Bonhommeau, del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar, estima que el nivel trófico promedio de la población mundial era de 2,21 en 2009, lo que nos ubica en la misma categoría de otros omnívoros como los cerdos y las anchoas. De hecho, «estamos más cerca de los herbívoros que de los carnívoros», dice Bonhommeau. "Ello cambia nuestro prejuicio de que somos depredadores superiores".»
Por tanto, desde un punto de vista científico, carece de todos sentido creer que somos "la cima de la cadena alimenticia" o que estamos involucrados en alguna inercia que nos obliga a comer animales.

Es cierto que los humanos somos omnívoros, pero lo que esto sólo quiere decir que podemos obtener los nutrientes tanto de vegetales como de animales, y no quiere decir que estemos obligados necesariamente a comer de ambos.

Segundo; apelar a la "cadena alimenticia" como argumento presupone que nuestra conducta alimenticia en un hecho natural, obligado e inamovible. Sin embargo, nuestra explotación sobre los demás animales para servir de comida se sostiene mediante ideas y costumbres que son culturales y que se pueden cambiar a voluntad.

Como bien aclara Igor Sanz:
«La cadena alimenticia en la que nosotros participamos la hemos creado nosotros mismos, así que, más allá de nuestro propio egoísmo o algún extravagante apego emocional, ¿qué impedimento podría encontrar alguien para su modificación?»
El hábito de comer es natural pero nuestra práctica de comer animales es cultural. La naturaleza no nos ha dispuesto con apéndices naturales para la depredación, ni nos ha proporcionado las armas, las granjas y los mataderos que usamos para explotar a otros animales. Todo esto lo creamos nosotros; son herramientas y artificios culturales. Los humanos decidimos hacerlo porque nos convenía, pero no porque necesitemos hacerlo o porque estemos obligados a ello por naturaleza.

Además, tampoco tendría sentido señalar que otros animales comen animales para intentar justificar que nosotros también lo hagamos. Desde un punto de vista moral, lo que otros animales hagan no es ni puede ser un criterio de conducta para nosotros. Imitar la conducta de otros animales no es un criterio moral. Así lo señala el profesor Gary Francione:
«El que los animales coman a otros animales es irrelevante. ¿Por qué debería importar que algunos animales coman a otros animales? Algunos animales son carnívoros y no pueden vivir libremente sin comer carne. Nosotros no entramos en esa categoría; podemos vivir sin comer animales, y cada vez más gente reconoce que nuestra salud y el medio ambiente se beneficiarían de una dieta sin productos de origen animal.»
Desde el punto de vista biológico, millones de seres humanos en todo el mundo vivimos saludablemente sin comer animales. Los humanos no necesitamos comer animales para vivir y estar saludables.

En conclusión, no hay ninguna cadena alimenticia que nos obligue a comer a otros animales. Los seres humanos podemos llevar una vida saludable sin utilizar a otros animales de comida. Así comprobamos que no existe ningún hecho biológico que nos conduzca necesariamente a comer a otros animales. Nosotros podemos elegir.

Esa supuesta idea de una cadena alimenticia en la que domina el ser humano desde su cúspide es en realidad un producto ideológico surgido para justificar y mantener un estado de opresión. Es parte del adoctrinamiento cultural que nos inculcan desde la infancia para hacernos creer que somos "superiores" a los otros animales. De la misma manera que se ha adoctrinado también en ideologías similares sobre la superioridad de unos individuos humanos sobre otros, como son el racismo y el machismo.

No comemos animales debido a una supuesta "cadena alimenticia" que nos obliga a ello sino debido a la errónea creencia de que el ser humano es dueño de los demás animales y tiene derecho a someterlos y usarlos para su beneficio.

En contra de esa idea sobre "la superioridad humana" que nos permite creernos legitimados para disponer de las vidas de los otros animales, podemos objetar que estos animales son individuos que tienen los mismos intereses básicos que nosotros y, por tanto, no hay razón que justifique supeditar o menospreciar esos intereses frente a los nuestros, dado que son los mismos intereses.

Los demás animales son seres conscientes y, por tanto, poseen intereses relativos a su supervivencia y bienestar. Los humanos y los otros animales sintientes no somos esencialmente diferentes en esta característica.

Si un ser puede sentir entonces es un sujeto, y no un objeto. Por esto, lo correcto es respetarlo como un sujeto y no tratarlo como si fuera una objeto que sólo tiene un valor instrumental para nosotros.

Además de ser iguales empíricamente en el hecho de que sentimos, también lo somos moralmente en lo que se refiere a la consideración que merecemos. Somos iguales en lo que se refiere al único requisito necesario y suficiente para ser incluido como miembro de la comunidad moral: la sintiencia.

6 comentarios:

  1. Es así Luis.

    De hecho la propia definición de "cadena alimenticia" no reafirma nuestra concepción de considerar a los demás animales como comida:

    "el proceso de transferencia de sustancias nutritivas a través de las diferentes especies de una comunidad biológica,[2] en el que cada uno se alimenta del precedente y es alimento del siguiente."

    Es prácticamente como decir que el "instinto de reproducción" nos legitima a los hombres para violar mujeres.

    ResponderEliminar
  2. Muy de acuerdo en todo, pero me gustaría aportar algo: el ser humano no es omnívoro. Se comporta de manera omnívora, pero su fisiología, su biología e incluso su bioquímica nos dicen que no somos omnívoros, sino herbívoros, puesto que no estamos preparados naturalmente para obtener, ingerir y digerir carne. Me gustaría discutir esto contigo, si te apetece. Lo explico en esta entrada de mi blog: http://pensamientovegano.blogspot.com.es/2016/08/los-humanos-no-somos-omnivoros.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa, Marc. Los humanos somos omnívoros. Esto es un hecho científicamente probado. No es un tema de controversia. Ya hablé sobre esta cuestión en una entrada del blog y no tengo intención de discutirlo otra vez; porque no es cuestión de discutirlo sino de acudir a las pruebas de la biología:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/2012/09/somos-omnivoros.html

      Los hechos son muy claros al respecto. Toda la comunidad científica coincide en lo mismo. Incluso la Asociación Vegetariana reconoce que los humanos son de naturaleza omnívora. Alguien que diga lo contrario no está observando la realidad. Alguien que diga lo contrario está acudiendo a información errónea y/o está dejándose llevar por su preferencia personal de no querer reconocer que somos omnívoros por algún motivo que no tiene que ver con los datos empíricos.

      Eliminar
  3. 1. Es la naturaleza humana facilitarse las cosas
    2. Hecho 1: India país donde no comen vacas porque es "sagrada" y es también uno de los países con más hambre, por lo que evidentemente es una necesidad que coman a las vacas pero no quiere hacerlo, en su prejuicio. Hecho 2: Millones de personas que pertenecen a zonas pesqueras si se deja de consumir igual se quedan sin comida.
    3. La gente que consume comida orgánica es más saludable, por lo tanto no es culpa del origen animal, si no de la manera en que matan a los animales y las condiciones en que viven.
    4. Acabar la carne significa: Acabar a la mayoría de la cocina en todos los países que lleva miles de años y se ha ido formando o sea matar cultura; masicos, pollo, res y puerco son las principales comidas base de la mayoría de platillos típicos al rededor del mundo.
    Conclusión: Ser vegetariano es ser egoísta y moralmente incorrecto, pues afecta más gente si se deja de consumir carne a que si se sigue consumiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De dónde has sacado que las vacas son "sagradas" en la India? Las vacas en la India son esclavizadas y asesinadas por millones para servir de comida:

      http://economia.elpais.com/economia/2013/06/30/agencias/1372601985_119845.html

      Te confundes con el hecho de que algunas sectas hindúes consideran la vaca como un animal simbólico en su religión, pero eso está muy lejos de considerar que la vaca es sagrada como una costumbre o una norma establecida en la India. Incluso quienes las consideran "sagradas" no dudan en explotarlas para leche —y matando a los terneros para evitar que beban la leche de sus madres— y abandonarlas cuando ya resultan rentables:

      http://ecosofia.org/2013/07/el_drama_de_las_vacas_abandonadas_en_india.html

      ¿De dónde sacas que el hecho de no comer vacas tiene alguna relación con un supuesto hambre en la India? La India es el segundo país más poblado del mundo, así que resulta extraño escuchar que un país que ha logrado tanta población pueda tener "hambre". Si la gente no come entonces enferma y se muere. Aparte, si uno decide no comer vacas puede decidir comer otros animales, o también puede decidir comer vegetales. Nada de lo que dices tiene lógica ni fundamento. En general todas las afirmaciones que haces son gratuitas e indemostradas.

      Las personas que viven en zonas pesqueras pueden emigar a otras zonas o también puede sustituir la pesca por el cultivo de algas y otros vegetales:

      http://www.fao.org/docrep/007/y5600s/y5600s07.htm

      ¿De dónde sacas que la gente que come comida "orgánica" es más saludable? Otra afirmación indemostrada. Aparte de que el tema de la salud no se ha discutido en este ensayo. Me he limitado a señalar que está demostrado que los humanos podemos vivir y estar sanos con una alimentación completamente vegetal.

      Decir que abolir el consumo de animales supone "acabar con la cocina" es una mentira como un piano. Te sugiero que informes sobre la cocina vegana y sóbre cómo es posible cocinar casi cualquier plato tradicional de forma vegana, es decir, sin sustancias de origen animal:

      http://www.canalcocinavegana.com

      Conclusión: todo lo que tú llamas "hechos" son falsedades. No te has informado sobre nada de lo que hablas y te lo inventas todo a partir de tu imaginación y rumores sueltos que has oído por ahí sin cerciorarte de que tengan alguna relación con la verdad.

      Por cierto, aquí no defendemos el vegetarianismo sino el veganismo. En todo caso, dejar de consumir animales no es ser "egoísta" sino todo lo contrario, es tener en cuenta los intereses de los otros animales además de tener en cuenta los intereses humanos. Es ser responsable y altruista.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...