Acerca de este blog


  • Filosofía Vegana es un proyecto activista que tiene como objetivo habilitar un espacio para informar, reflexionar y debatir sobre veganismo, sobre especismo y en general sobre la cuestión moral de nuestra relación con los demás animales. Desde una perspectiva más global, este blog trata sobre ética y filosofía moral. La base de la que partimos es la razón. Por tanto, lo relevante son los razonamientos objetivos y las evidencias. Todos los argumentos serán examinados a la luz de la lógica y la comprobación empírica. 
  • Los comentarios tienen que tener relación directa con la temática de este blog. No necesariamente con la cuestión específica que se trate en cada nota, sino en general con el tema del especismo, el veganismo y nuestra relación moral con los demás animales. 
  • No se permiten insultos, amenazas o cualquier tipo de violencia verbal. Tampoco se permiten los gritos —escribir palabras en mayúsculas. Esto es un espacio de diálogo donde debe primar la comunicación cordial. Se agradece especialmente que los comentarios estén argumentados y expresados de forma correcta.
  • A menudo utilizo la primera personal del plural para referirme a todos aquellos que somos responsables de nuestros actos —todos los que somos agentes morales. Y también para referirme a todos aquellos que formamos parte activa de esta sociedad. Asimismo, cuando me refiera a nosotros los seres humanos  me estaré refiriendo a los humanos que somos agentes morales. No todos los humanos somos agentes morales. Por una cuestión de contexto cultural y social, resulta necesario denominar a los individuos haciendo referencia a la especie. Si embargo, en el contexto moral la especie carece por completo de relevancia. No importa de qué especie sea un individuo para estar incluido en la comunidad moral como una persona con derechos —paciente moral. Lo mismo se puede determinar a la hora de establecer la responsabilidad moral. Sólo sucede que, a efectos empíricos, todos los agentes morales pertenecemos a la especie humana.
  • Cuando hablemos de los animales en general, nos estaremos a los animales sintientes, es decir, que poseen la capacidad de sentir. Es cierto que no todos los seres catalogados biológicamente como animales son sintientes, ya que algunos de ellos incluso carecen de sistema nervioso, pero todos los seres sintientes son animales. Así que si partimos de la base de la característica éticamente relevante es la capacidad de sentir, es razonable y práctico hablar de los animales como sinónimo de los animales sintientes.
  • Cada entrada de este blog es una página más añadida a un cuaderno —un blog— que engloba una serie de cuestiones intrínsecamente relacionadas entre sí. Por lo tanto, es recomendable leer al menos una gran parte de ellas para poder tener un conocimiento cabal de los temas que aquí se tratan. Además, en cada entrada se podrá ver que algunas palabras y frases están remarcadas en negrita, tal y como se puede ver aquí mismo, lo que indicará que contienen enlaces a otros textos en donde se amplía información y argumentación sobre el tema al que están haciendo referencia.
Gracias por leer y participar en este blog. Espero que os resulte de utilidad, y que a todos nos ayude para poder aportar algo positivo a la hora de construir una sociedad mejor, es decir, una sociedad en donde prime el respeto por las personas y sus derechos, sin distinción de clase, raza, sexo o especie.

Filosofía Vegana también está presente en varias redes sociales:

1 comentario:

  1. Gracias por el blog; me ha parecido muy sensato y coherente todo lo que hasta ahora he leído.

    ResponderEliminar

NORMAS DEL BLOG

No se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen a gritos— ni tampoco el empleo de insultos, amenazas o cualquier tipo de agresión verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas básicas de convivencia en este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...