11 de febrero de 2014

Contradicción




"Lo que tengo que pensar en todo momento es si con mis acciones no contribuyo al daño que condeno. Y si son parte de ese daño, ¿qué haremos? Thoreau nos dice: rompe la inercia; haz que tu vida ayude a parar la máquina." ~ Vanina Escales

Nuestra sociedad está inmersa en una permanente y extrema contradicción.

Por un lado, consideramos y tratamos a los demás animales como objetos. Por otro lado, somos conscientes de que ellos en realidad no son objetos. Los demás animales sienten y tienen intereses. Después nos lamentamos de las efectos terribles que conlleva considerar a los animales como objetos, como simples medios para satisfacer nuestros fines: alimentación, vestimenta, ocio,..

¿Acaso no sucede lo mismo cuando consideramos como objetos a los seres humanos? Si ignoramos la individualidad y los intereses de otros humanos entonces es inevitable que les causemos daño, sufrimiento y muerte. ¿Cómo no va a suceder lo mismo cuando se trata de otros animales? Nos sorprendemos de algo que nosotros provocamos al ignorar el hecho de que los demás animales sienten, sufren y desean vivir y evitar el daño. 

Sabemos que los demás animales son seres conscientes —son individuos con su propia voluntad e intereses— pero los tratamos como objetos. No queremos que los demás animales sufran innecesariamente por nuestra culpa pero al mismo tiempo les causamos todo tipo de perjuicios constantemente y de forma innecesaria. 

Parece que sólo nos damos cuenta de la inmoralidad de esa cosificación cuando vemos a alguien practicando la violencia directa contra otro animales —por ejemplo, en la caza o en la tauromaquia— pero no nos paramos a pensar en que nosotros estamos haciendo lo mismo cuando cuando consumimos productos de origen animal: carne, lácteos, huevos, miel, lana,... Todos estos productos implican privación de libertad y agresión a la integridad física de los animales sometidos a explotación.

Decimos que está mal dañar o matar a otros animales innecesariamente —por mero placer o diversión— pero podemos no necesitamos utilizar a otros animales para comida, vestimenta o entretenimiento; y sin embargo lo hacemos.

El profesor Gary Francione analiza esta confusión de la siguiente manera:
1. Casi todos nosotros estamos de acuerdo en que está mal hacer daño a otros animales innecesariamente, por simple diversión o placer.
2. Pero resulta que que el 99% de los usos que hacemos de otros animales son innecesarios, y todos ellos implican dañar, hacer sufrir y matar a los demás animales.
3. Por tanto, si de verdad estamos en contra de matar o hacer sufrir innecesariamente a los demás animales, entonces, por simple coherencia, deberíamos dejar usarlos como comida, vestimenta o entretenimiento. Todos estos usos son innecesarios y causan daño, sufrimiento y/o muerte a los demás animales.


Además, Francione también argumenta en sus escritos que es imposible proteger los intereses básicos de los animales no humanos mientras sigamos considerándolos como nuestra propiedad, porque la propiedad no puede tener derechos y los intereses de estos animales siempre estarán supeditados a los de sus propietarios.

Siempre que eso beneficie los humanos, los intereses de los animales no humanos —su interés en vivir y su interés en evitar el daño— serán vulnerados en beneficio humano. Por esto, no tiene sentido decir que queremos respetar a los animales al mismo tiempo que los tratamos como objetos: como recursos para nuestro beneficio.

La única forma de salir de esta absurda contradicción es ser coherentes con el hecho de que los demás animales no son objetos y, por tanto, dejemos de tratarlos como si lo fueran. De lo contrario estaremos incurriendo en hipocresía y convirtiendo en víctimas inocentes a otros animales por simple diversión o por inercia de nuestros hábitos.

La cuestión moral del asesinato no reside en primer lugar en cómo se lleva a cabo sino en el hecho mismo de cometerlo. Los demás animales desean vivir y que no les hagan daño. ¿Por qué razón habría que respetar ese interés sólo en los humanos pero no también en los los otros animales si es el mismo interés? Esto se aplica igualmente al resto de intereses básicos que compartimos con ellos. Ninguna razón justifica discriminarlos sólo por no ser humanos. Es algo arbitrario.

No necesitamos utilizar a otros animales para poder vivir. Por ejemplo, los humanos podemos vivir perfectamente con una dieta 100% vegetal. Así que no comemos por necesidad sino por el placer que obtenemos al comer sus cadáveres o ingerir las secreciones de sus cuerpos. Lo hacemos por seguir la inercia de lo que aprendimos de niños. Heredamos una tradición en la que hemos sido inculcados y que repetimos de forma inconsciente. Lo mismo que sucede con quienes practican la tauromaquia, la caza o cualquier otra práctica de explotación sobre los animales no humanos.

Tampoco tenemos necesidad de utilizar a otros animales para vestimenta, entretenimiento o cualquier otra finalidad. Casi todos los usos de animales son ya ahora mismo perfectamente prescindibles o intercambiables por opciones que no implican usarlos. No son necesarios en ningún sentido razonable del término.

No hay nada en nuestra naturaleza que nos obligue a explotar a otros animales. Podemos vivir sin utilizarlos como comida u otros fines; aparte de que la "naturaleza" no es ningún criterio ni referente moral. En la naturaleza hay agresiones, hay canibalismo y hay muchos otros comportamientos que no es correcto que imitemos. Señalar la naturaleza no es realizar ningún razonamiento moral, sino una simple descripción de algo que sucede.

Se puede vivir sin explotar a otros animales del mismo modo que podemos vivir sin explotar a otros humanos. No tiene nada de extraordinario ni de peculiar. Millones de personas en todo el mundo vivimos sin utilizar a los demás animales, es decir, sin usarlos como comida, vestimenta, entretenimiento o cualquier otro fin que implica privarlos de libertad o matarlos. Esto no es una mera idea o propósito. Es un hecho.

En definitiva, resulta pues incoherente estar en contra de causar daño innecesario o injustificado a otros animales al mismo tiempo que se participa en su explotación, ya sea para comida o cualquier otro fin. Toda esa explotación es tan innecesaria como injustificada. Por tanto, si no cambiamos nuestra actitud estaríamos cayendo en la contradicción —o directamente en la hipocresía— de apoyar lo mismo que denunciamos y decimos estar en contra.

El veganismo no suponer adoptar ninguna postura de "superioridad" moral sino justo al contrario. Los humanos no estamos moralmente por encima de otros animales. Todos los seres sintientes somos iguales en el hecho de sentir, y esta característica es el único requisito necesario y suficiente para ser considerado como sujeto de consideración moral.

No debemos aceptar el enfoque bienestarista de "reducir el sufrimiento" porque, entre otras cosas, esto sirve para justificar la explotación con la excusa de que esta se intenta llevar a cabo con el "menor sufrimiento". En cambio, el enfoque humanitario que exige no causar ningún daño que no fuera estrictamente necesario nos conduce ineludiblemente al veganismo.

No necesitamos utilizar a los demás animales en ningún sentido razonable del concepto de necesidad. No necesitamos usarlos para comida ni para vestimenta ni para cualquier otro fin que sea necesario para vivir y gozar de una buena calidad de vida. Así que cualquier clase de daño que les causemos por este motivo no se puede excusar apelando a la necesidad y es moralmente injustificado.

En resumen:
  • Decimos que nos tomamos en serio los intereses de los animales, pero luego no dudamos en usarlos y matarlos para nuestro beneficio. Les hacemos cosas que no querríamos que nadie nos hiciera a nosotros mismos. Sólo porque no son humanos creemos que su deseo de vivir, o de evitar el daño, tiene menos valor que nuestro deseo de paladear trozos o secreciones de sus cuerpos. 
  • El hecho de explotar a otros animales no se puede justificar moralmente, del mismo modo que tampoco se puede justificar en el caso de seres humanos. Utilizar a otros individuos contra su voluntad y sus intereses es una flagrante violación del principio moral de igualdad que forma parte de una ética racional.
  • Si de verdad nos importara evitar causar daño innecesario a otros animales, entonces lo único coherente y efectivo sería dejar de utilizarlos. No tenemos ninguna necesidad de comer animales, o de vestirnos con trozos de sus cuerpos, y lo hacemos simplemente por costumbre, por inercia, o por mero placer. 



14 comentarios:

  1. Hola! Que blog tan interesante y completo! un gran descubrimiento. Este articulo me ha llamado la atención especialmente debido a que muchas vecesme he visto "compartimentalizando o doblepensando". Soy vegano desde hace mas de un año y convencido y feliz de q estoy haciendo lo mejor para los animales no-humanos. Pero desde hace unos dias algunos compas que creen en la liberación animal (humana y no humana) me han hecho reflexionar sobre lo poco vegano que puede ser comer un mango de perú o un tofu de tailandia. (Transporte, los animales que mueren en el trayecto...) El hecho se resume en que la sociedad industrializada genera esclavos y pisotea los intereses de individuos humanos y no humanos con sus diversos mecanismos (explotación laboral, deforestación, transportes, petroleo, contaminación, asesinatos...) y mientras se pertenezca a ella y se consuma seguiremos fomentandolo. Tambien me plantearon que una persona que mata aun conejo para comerselo beneficia mas a la liberación animal que alguien q se come un tofu de tailandia. Yo creo q esta división es reduccionista, pues no se tiene en cuenta proyectos mas largos y costoso como la agricultura ecológica, la permacultura, bosques comestibles... Pero aun asi ellos consideran q los humanos tenemos un limite y q vivir en una sociedad o sociedades q dañen lo menos posible los intereses humanos y no humanos no puede ser vegana (tambien tiene en cuenta el canibalimso, es decir sihay q comerse a alguien no distinguir en q sea humano o no humano). Un caos. En fin que piensas? o pensais no se si soys varios quien llevais el blog. Como los veganos apoyamos al capitalismo y sus contradicciones. En fin cuestiones q me causan un poco de desasosiego e igual no es el mejor sitio para plateralo peor bueno ahi lo dejo.
    Un abrazo y animo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias por tu comentario. Me alegra saber que el blog te resulta de utilidad.

      Lo primero que tengo que decir sobre todas esas cuestiones que comentas es que no tienen siquiera relación con el veganismo. El veganismo significa: «no-explotación de los animales nohumanos». Por tanto, cualquier actividad que no implique o conlleve usar a los otros animales es compatible con el principio del veganismo. Por supuesta que hay otras cuestiones morales que debemos tener en cuenta, pero no pertenecen al ámbito específico del veganismo. Si no tenemos claro este punto tan elemental entonces ni siquiera podemos entrar a discutir razonablemente otros aspectos. A mi modo de ver. Porque estaríamos hablando con personas que usan los términos de forma arbitraria y, por tanto, resultaría imposible el diálogo y el entendimiento.

      Deberíamos respetar a todos los seres sintientes por igual. Pero el veganismo como tal se enfoca específicamente en los nohumanos, rechazando su utilización. Ser vegano no significa ser perfecto. Significa simplemente que rechazas y no participas en la explotación de los animales nohumanos. Hay problemas morales que trascienden el ámbito del veganismo. Pero sin veganismo no hay ninguna postura moral que sea justa.

      En definitiva, que alguien crea que asesinar a un conejo (o a cualquier otro ser sintiente) es compatible o coherente con la liberación animal es sencillamente otra prueba más de cómo hay personas que utilizan las palabras según les viene en gana, sin ningún tipo de argumento razonable e ignorando la lógica y los hechos.

      Basándome en lo que dices, creo que tus compañeros no tienen idea de que lo es el veganismo, ni la liberación animal ni los Derechos Animales, ni nada que tenga que ver con la ética animal en general. En mi opinión, deberías replantearte esas compañías. No es buena influencia estar rodeado de gente que habla con semejante arrogancia sobre temas importantes y respecto de los cuales no se han informado ni razonado siquiera.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola, el articulo me parece muy interesante aunque en él menciones poco o nada el caso de las mascotas. Yo no quiero decir que sigo una filosofía vegana o practico una dieta vegetariana, en general ambas cosas me parecen de alguna forma etiquetas que nos dividen, aunque acepto que estoy muy lejos de ser 100% coherente.

    Personalmente considero que tener una mascota y afirmar ser vegano es una incoherencia desproporcionada por dos principales motivos: El uso emocional que nos motiva a adquirir una mascota más por la alegría nuestra que por la protección animal; y el cuidado alimenticio de los mismos, si tenemos en cuenta que el gran porcentaje de mascotas que los humanos "protegen" son carnívoros, lo cual implica seguir siendo consumidores en el sistema de mataderos que no acabará con tanta demanda. Hay casos en que esas personas que de antemano conocen que el sistema alimenticio de las mascotas deciden cambiar la dieta de sus mascotas a veg, lo cual es aún más grabe por que implica un cambio en las reglas del juego de un ser que cumple una función elemental y de igual importancia que la nuestra.

    Este pensar no significa una crítica aguda a las personas que siguen una u otra filosofía pues ellas pueden ignorar mucho de esto, solo quiero decirles que la coherencia requiere mucho más esfuerzo del que podemos ver.

    Yo (en mi opinión netamente personal) considero que debemos aceptar el hecho de que nuestra sociedad depende de el uso animal en cierto porcentaje, me explico, todos soñamos con un mundo ideal en el que no exista el maltrato animal ni humano, un mundo lleno de belleza y de paz con todo nuestro entorno con coherencia y firmeza; pero para llegar allá debemos mitigar nuestro impacto en este planeta de forma gradual y segura.

    Esto no quiere decir que desde ya no existan personas veganas 100% coherentes, de hecho ellos han de ser un modelo a seguir, pero para la persona común que no acepta cambios drásticos lo mejor que nosotros aplaudamos cada pequeño logro que realicen en pro del respeto animal.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fabiro.

      No es exactamente cierto que no mencione el uso de "mascotas" (esclavos de compañía). He señalado el uso de animales nohumanos como entretenimiento. Entiendo que los nohumanos utilizados como esclavos para servir de compañía para los humanos pueden estar englobados dentro de esa categoría. Como comprenderás, no es práctico que elabore una lista de los cientos de usos diferentes que hacemos de los demás animales. Me limito a señalar las categorías más genéricas.

      Por otro lado, el veganismo no es una mera "etiqueta" sino un término que hace referencia a una ética de respeto por los demás animales. El veganismo no pretende dividir a las personas, sino todo lo contrario: se trata de dejar de discriminar a los demás animales del respeto básico que todos merecemos. El veganismo es un movimiento basado en la educación y la noviolencia que pretende un cambio social profundo, pero pacífico y progresivo. Me resulta difícil concebir una postura menos divisiva entre nosotros, francamente. El veganismo es para todos.

      Por supuesto, estoy de acuerdo en que el veganismo es incompatible con usar a los demás animales como instrumentos para servirnos de compañía; o cualquier otra finalidad. Ahora bien, hay muchos veganos que tienen acogidos a otros animales para darles refugio puesto que no pueden valerse por sí mismos o han sido víctimas del especismo. Esto último no es utilizar a los demás animales, porque no los estamos usando para nuestros fines, de la misma manera que ayudar a alguien desinteresadamente no significa explotarlo.

      Cuando dices que nuestra sociedad "depende" del uso de animales nohumanos, puedo aceptar esa afirmación si nos referimos a la práctica como tal, pero debo señalar no obstante que el hecho de que nuestra sociedad dependa en parte de la explotación animal no significa que la necesite. Son dos cosas distintas. Es un hecho que podemos prescindir de este uso y sustituirlo por otras opciones que no implican utilizar a los demás animales. Me parece importante aclararlo.

      Hay algunas personas que se consideran veganas pero que no son totalmente coherentes en la práctica con el principio del veganismo. En muchos casos se debe a falta de información o reflexión. Sin embargo, todos podemos ser coherentes con el veganismo. Lo único que debemos hacer para ello es hacer todo lo posible por evitar participar en la explotación animal. Esto implica no comer a otros animales, no usar trozos de sus cuerpos como vestimenta, no financiar ninguna actividad que implique utililizarlos. Si hacemos esto, entonces somos absolutamente coherentes con el veganismo, desde un punto de vista razonable.

      Por último, quisiera señalar que cuando hablamos de un mundo sin violencia hacia los animales, no estamos haciendo referencia a algo inexistente o meramente ideal. Ese mundo existe en cada persona que es vegana, en cada persona que vive procurando respetar los intereses de todos los animales. Ese mundo es real. De lo que se trata es de extenderlo al mayor número de gente.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he eludido ninguna pregunta.

      No tenemos "mascotas". Ni alimentamos a nadie con productos de la explotación animal.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. NO. No tenemos "mascotas". El término "mascota" aplicado a los animales nohumanos significa literalmente "esclavo de compañía". Los veganos no usamos a otros animales para ningún propósito, tampoco para utilizarlos como compañía. ¿Te ha quedado claro ya?

      Hay veganos que han acogido a otros animales bajo su cuidado por haber sido víctimas del especismo y la explotación animal. Pero estos animales no son "mascotas" - no son usados como esclavos de compañía - sino que son refugiados. ¿Entiendes? Es el mismo caso, en el contexto humano, que sucede cuando alguien acoge a un inmigrante o un exiliado en su casa que necesite especial cuidado.

      NO. Tampoco alimentamos a otros animales con productos de la explotación animal. Quien hiciera eso de forma deliberada no es vegano. Quizás te estés confundiendo con otros animalistas que no son veganos. Quizás te esté confundiendo con personas que se han hecho veganas recientemente y todavía no tienen claro algunos aspectos. Aplicar el veganismo es fácil, pero requiere un periodo de transición y adaptación durante el cual a menudo se cometen errores. Errores fácilmente subsanables, por otro lado. Yo siempre tiendo a pensar que, en general, la gente comete errores por ignorancia, no por maldad, y siempre doy el beneficio de la duda en primer lugar.

      Efectivamente mis palabras que citas demuestran que ya había refutado esas falsas acusaciones que vuelves a repetir insensatamente. Por tanto, una de dos: o no comprendes nada del asunto que aquí se trata, a pesar de que trato de explicártelo de forma clara y concisa, o simplemente mientes. No hay más.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. Si supieras quién es ese señor, esas preguntas también las sabrías responder. Empieza por lo primero.

      A mí me parece que buscas deliberadamente que borre tu mensaje o vienes aquí simplemente a molestar.

      En primer lugar, has incumplido al menos dos normas explícitas de este blog. Has insultado ("prepotente") y te has puesto a gritar (escribiendo palabras en mayúsculas). Ese tipo de acciones están proscritas aquí de forma muy clara. !Incluso vienen anunciadas junto con el formulario de comentar!. Pero tú por lo visto has decidido ignorarlas del mismo modo que al parecer ignoras cualquier norma o principio racional. Sólo por esto ya debería borrar tu comentario.

      En segundo lugar, no has replicado ni refutado nada de lo que digo. Te has limitado a hacer preguntas y nada más. Pero las preguntas no son argumentos sobre nada. Esas preguntas sólo demuestran ignorancia y falta de reflexión sobre las cuestiones que aquí se tratan. También indican que no te has molestado en informarte sobre el tema. Y, además, en algunas de esas preguntas haces suposiciones falsas y malintencionadas.

      De todos modos, voy a ignorar excepcionalmente esas faltas que cometes y responderé a las preguntas que expones, para aclarar estos puntos de una vez, y para que luego no me digan que no tengo paciencia.

      Comencemos por el tema de la definición. La validez de una definición no se juzga por lo que diga la Espasa o la Wikipedia. Eso es una falacia de autoridad. Una definición es verdadera si, y sólo si, se ajusta a la lógica y las evidencias empíricas. De aquí es de donde saco las definiciones. Esto se llama razonar. A veces, a menudo, coinciden con las de un diccionario bien redactado; pero no siempre. En cualquier caso, las definiciones que citas no contradicen nada de lo que digo.

      Todos los animales nohumanos de este planeta están sometidos legalmente a la condición de propiedad humana. Todos los animales nohumanos son propiedad de seres humanos: ya sean humanos particulares, empresas privadas o estados-naciones. Esta condición se deriva directamente de la ideología que dice que los humanos somos "superiores" a los demás animales y estamos legitimados en explotarlos para nuestro beneficio. Pero esta ideología es tan errónea a inmoral como lo es el racismo o el sexismo. Esta ideología es el antropocentrismo o especismo antropocéntrico. Someter a otros humanos a la condición de propiedad se denominada esclavitud, pero no hay ninguna razón que justifique no aplicar ese mismo apelativo al hecho de tener en propiedad a otros animales. Los demás animales no son objetos; ellos son individuos con intereses propios, son seres conscientes con voluntad autónoma. Someterlos a la condición de propiedad es esclavitud. Los nohumanos son esclavos de los humanos. Ésta es la situación actual, desde hace miles de años.

      Los humanos sometemos a los demás animales a diversas funciones dentro de la esclavitud. Algunos se utilizan para comida, otros para vestimenta, otros para transporte, otros para entretenimiento, otros para compañía,... Hay una gran variedad de usos que hacemos de otros animales. Todos ellos implican violar sus intereses, violar su vida y su libertad. Los animales nohumanos denominados "mascotas" son animales esclavizados para servir de compañía a sus amos humanos. A muchos se les trae el mundo con ese propósito. Este tipo de esclavitud afecta principalmente a perros y gatos, aunque no está limitado a ellos. Millones de ellos son cada año vendidos, comprados, y, luego, abandonados y asesinados cuando ya no resultan útiles para sus amos.

      Eliminar
    7. Por cierto, se habla de animales "domésticos" igual que antaño se hablaba de negros "domésticos" para hacer referencia a aquellos que estaban esclavizados para cumplir funciones dentro del hogar de su amo. En oposición a los que eran considerados "salvajes", por vivir en libertad fuera del dominio esclavista. "Domesticado" quiere decir "sometido". A este respecto, el racismo y el especismo se aplican y se expresan de forma idéntica.

      Los veganos somos personas que rechazamos esta esclavitud. Rechazamos moralmente que los demás animales sean sometidos a la explotación y se les use como recursos para beneficio de los humanos. Nos oponemos a la esclavitud de otros animales de igual modo que también nos oponemos a la esclavización de seres humanos, y por las mismas razones.

      Por tanto, decir que un vegano tiene "mascotas" es como decir que tiene esclavos. Eso como decir que un abolicionista de la esclavitud tiene esclavos. Un abolicionista puede acoger circunstancialmente en su casa a víctimas de la esclavitud con la sola intención de cuidar de ellas; pero nada más. Cualquier utilización de otros animales es contraria e incompatible con el veganismo. Los veganos no usamos a los demás animales para ningún propósito ni en ninguna forma. Esto es lo que quiere decir veganismo.

      Alguien que adoptara a otro animal por la intención de obtener un disfrute de su compañía estaría explotándolo. Lo está usando como un medio para sus propios fines. Esto no tiene nada que ver con lo que hace alguien que acoge y cuida a una víctima por el mero deseo de cuidarla. Lo primero se hace por egoísmo, por interés y beneficio propio; mientras que lo segundo se hace por altruismo, por el deseo moral de ayudar a quien lo necesita. Son dos cosas completamente distintas.

      Durante los años que he hecho activismo, mucha gente me ha agradecido que les haya ayudado a tomar conciencia y a conocer el veganismo. Eso me hace sentir bien, no cabe duda. Pero no lo hago por eso, sino que lo hago por ética. Ese tipo de experiencias son circunstanciales al activismo. Cuando voy al gimnasio o a ver a una película, lo hago para mi propio beneficio o por placer. Pero cuando hago activismo lo hago en interés de otros y por deber moral.

      Las personas veganas pueden acoger bajo su tutela a otros animales que han sido víctimas de la opresión especista y que no pueden valerse por sí mismas. Lo hacen con la intención altruista de ayudar a quien lo necesita, lo hacen por empatía, y no por placer. A menudo esto les cuesta mucho sacrificio, mucho dinero, y muchas penurias, pues es habitual que las víctimas hayan sido agredidas, torturadas, violadas, traumatizadas o estén gravemente enfermas.

      ¿Acaso los voluntarios que trabajan en campos de refugiados humanos lo hacen porque disfrutan? ¿Lo hacen para disfrutar? Por supuesto que no. Lo hacen para ayudar desinteresadamente. Lo hacen por empatía. ¿Acaso no disfrutarían más haciendo otras cosas? Seguro que sí, pero lo hacen por altruismo, no por placer. Puede que incluso en esas circunstancias surjan experiencias positivas y agradables; claro. Cuidar de las víctimas no tiene que ser necesariamente siempre un calvario de penurias. A veces hay momentos bonitos como cuando ves a alguien recuperarse y salir adelante. Pero esto son meras consecuencias que surgen derivadas del hecho de ayudar a alguien.

      Eliminar
    8. Lo que hacen los veganos al cuidar de otros animales es lo contrario de lo que la gente hace cuando compra animales para que les sirvan de compañía; de la misma manera que hacer el bien es lo contrario de hacer el mal.

      ¿Puede ser que haya personas no-veganas que también acojan a otros animales de la misma forma altruista? Bueno, no lo niego rotundamente, pero lo veo cuestionable. Las personas que no son veganas, discriminan a unos animales frente a otros. Ayudan a perros o a gatos, pero explotan a vacas y cerdos. (Si realmente les importaran los animales, entonces, como mínimo, no participarían en la explotación de ninguno.) Y además en muchos casos lo hacen de forma deliberada. Puesto que los animalistas son probablemente el sector de la sociedad más familiarizado con el mensaje vegano. Cada vez hay mucho menos que actúen de esa forma discriminatoria por mera ignorancia.

      No puedo hacer un juicio generalizado al respecto. Habría que ver caso por caso. En este momento estamos en un momento de crisis en donde cada vez más animalistas se hacen veganos, y muchas personas se encuentran en un periodo de transición. Las cosas ya no son como eran hace veinte años, cuando el veganismo era casi inexistente y desconocido, y deseo que dentro de otros veinte sean muy diferentes a como son ahora.

      De todos modos, yo jamás he dicho que una persona no-vegana "no sienta nada" por otros animales. Eso es una falsa atribución. Si fuera así entonces nadie se haría vegano, ya que casi todos los que somos veganos ahora, no lo éramos hace años. Es obvio que una persona no-vegana puede sentir empatía, compasión y altruismo por los demás animales. Por supuesto. La cuestión es que esas intuiciones morales no se corresponden con los hechos si participamos en la explotación animal. ¿Nos importan los animales pero al mismo tiempo nos los comemos y pagamos para que sean esclavizados? Eso es una incoherencia extrema. Es como desear que las mujeres sean respetadas al mismo tiempo que pagamos a otros para que las violen. Es una contradiccción total.

      En definitiva, si una persona realmente está preocupada por el daño y el sufrimiento que causamos a otros animales, y de verdad desea evitar todo ese daño y sufrimiento innecesario e injustificado que causamos a otros animales, entonces esa persona sólo puede ser coherente haciéndose vegana. No hay otra opción real. Y precisamente ése es el mensaje de esta entrada del blog.

      Eliminar
    9. Por otro lado, en lo que concierne a la alimentación de perros y gatos (u otros animales), lo cierto es que los demás animales pueden ser alimentados de forma vegana [sin sustancias de origen animal]. En el caso de los perros de hecho es bastante fácil, puesto que los perros son omnívoros y se les puede planificar una alimentación vegana de forma sencilla, aunque no sea idéntica a la humana puesto que algunos alimentos vegetales que consumimos los humanos no son aptos para perros. En este momento, hay muchos miles de perros en todo el mundo alimentados por veganos que son sanos y felices. En el caso de los gatos, planificar su dieta requiere de mayor cuidado, ya que su fisiología es carnívora y necesitan de algunos suplementos.

      Al igual que sucede en el caso de seres humanos, los perros y gatos son individuos. No son productos fabricados serie. Por tanto, cada individuo necesita una dieta vegana específicamente adaptada a su peculiaridades y gustos. Hay patrones generales, pero luego cada persona nohumana puede necesitar una planificación específica, igual que sucede en el caso de humanos. A algunos humanos la cebolla les sienta fatal, a otros nos sienta fenomenal. No somos totalmente idénticos. Con perros y gatos ocurre algo muy parecido. Pero a menudo se comete el error de creer que porque ellos rechacen algún alimento vegetal, eso significa que no pueden llevar una dieta vegana. Repito: es similar al caso de seres humanos. Todo es cuestión de informarse bien y planificar adecuadamente. Hoy en día, gracias a Internet, no existe excusa válida para no hacerlo. Lo que tampoco existe, por desgracia, a veces es la intención de informarse y conocer la verdad, frente a la comodidad de los prejuicios.

      Para no extenderme más, dejo aquí un enlace al respecto:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/2013/06/la-moralidad-de-las-adopciones.html

      Pero tú fíjate en qué grado de hostilidad e impertinencia te encuentras. Incluso reconoces que no sabes si otros animales pueden ser alimentados de forma vegana, pero sin saberlo siquiera ya concluyes que no se puede, !sin más investigación!. Si fueras capaz de verte a ti mismo desde fuera con conciencia moral verías lo terrible y dañino de tu actitud de hostilidad.

      Nadie lo sabe todo. Es hasta cierto punto comprensible que mucha gente ignore o no sea consciente de estos hechos evidentes que acabo de explicar de manera muy concisa. Precisamente para eso existe este blog: para informar. Pero lo que no es aceptable ni tolerable de ningún modo es que alguien venga aquí en plan impertinente y se ponga a insultar, a gritar y a hacer acusaciones, en lugar de preguntar amablemente y tratar de informarse sobre algo que desconoce.

      Si vuelves a incumplir cualquier norma de este blog, vuelves a insultar o gritar, vuelves a hacer acusaciones falsas y malintencionadas, borraré tu comentario sin importar nada más de lo que escribas en él. No voy a perder más tiempo leyendo insultos y difamaciones. A mí no me importa gastar todo el tiempo y esfuerzo que sea necesario en explicar y dialogar sobre cualquier tema, pero para eso es necesario que el interlocutor tenga un mínimo de interés y de actitud receptiva; no negativa. Como en esta etapa actual de tu vida pareces incapaz de nada de esto, preveo que habrá sido tu último comentario aquí.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...