3 de octubre de 2010

Canibalismo



«La práctica diaria de alimentación cárnica representa un exocanibalismo alimentario (repudiado psicológicamente por los vegetarianos) en el que millones de animales son sacrificados para nuestra alimentación. El hecho de que nos hayamos acostumbrado a esta matanza diaria de animales no quita un ápice del trasfondo de canibalismo alimentario.»                                                                                                                        ~ Angel Aguire
                                                          
Contamos con diversas pruebas y evidencias que demuestran que el canibalismo, dentro del contexto humano, ha existido durante otras épocas históricas y en diferentes lugares. Y de hecho continúa existiendo de manera socialmente aceptada todavía en algunas tribus humanas.

El canibalismo también ha sido continuado en sociedades humanas donde está sancionado, de una manera más o menos secreta hasta nuestros días. 

El canibalismo es reprobado por quienes hacen lo mismo que los caníbales pero, en este caso, a otros animales que no son humanos. Es decir, los usan de comida.

La práctica aceptada en nuestra sociedad de comer animales no humanos también se podría denominar como un canibalismo que forma parte de nuestra cultura. 


Se puede calificar de canibalismo porque dicho concepto no se limita sólo a los individuos de la misma especie sino que se puede aplicar también a los individuos que pertenezcan a un mismo grupo. Todos los animales sintientes pertenecemos a un mismo grupo de individuos: al grupo de seres conscientes, es decir, seres que podemos sentir y que tenemos los mismos intereses básicos.

Este comportamiento está permitido y motivado a su vez por la ideología del antropocentrismo que se basa en la idea de que sólo cuentan moralmente a los seres humanos y que discrimina los demás animales de la consideración moral.

Hay quienes califican esta denominación de canibalismo para referirse al acto de comer a otros animales como algo "extremista" y "fanático". 

Bien, reflexionemos un momento en ello.

Si otros tuvieran la intención de comernos no nos gustaría nada que lo hicieran y trataríamos de evitarlo. Entonces, calificar esa razonable actitud como "fanática" y "extremista" sólo porque deseamos preservar nuestra propia vida sería afirmar algo absurdo. 

El deseo de vivir y de conservar nuestra vida es un interés fundamental que todos los animales poseemos en común. Y es un interés que toda moral racional debería tener en cuenta.

Luego resultaría incoherente no respetar por nuestra parte ese mismo deseo que también tienen otros individuos aunque no sean de nuestra misma especie.

Ninguno de nosotros queremos que nos hagan daño ni nos asesinen. Los demás animales tampoco. Y además, podemos vivir perfectamente sin comer a otros animales. Así, no existe ningún motivo basado en la necesidad que justifique el que lo hagamos. 


Si efectivamente hay alguna razón moral para rechazar el canibalismo con los seres humanos entonces debería valer igualmente para la cuestión de usar a otros animales de comida. 

Limitar el rechazo moral al canibalismo sólo dentro de la misma especie es injustificado. En el contexto de la biología, el canibalismo es comerse a los individuos de la misma especie; pero en el contexto de la ética, canibalismo sería utilizar de comida a otros seres sintientes.

Incluso se puede hablar del concepto de canibalismo de una manera más global entendido como el modo de vida que consiste en vivir a costa de consumir literalmente las vidas de otros individuos. Es decir, canibalizarlos. Por esto creo que se puede decir, sin temor a exagerar, que nuestra actual relación con los demás animales que no son humanos podría ser categorizada como canibalismo: literalmente consumimos sus vidas para nuestro beneficio.





Sucede también los argumentos que se usan para justificar el uso de otros animales como comida valdrían igualmente para el uso de humanos como comida, como ya se diera cuenta Élisée Reclus:
«Los motivos por los que los antropófagos abogarían por el consumo de carne humana están tan bien fundados como los que dan quienes comen carne hoy.
Estos argumentos serían:
  • Intelecto: Somos más inteligentes que ellos.
  • Placer: Tienen un sabor agradable.
  • Fascismo: Tenemos más fuerza y poder que ellos.

Cuando aparecen noticias sobre canibalismo —no tan infrecuentes como pudiéramos creer— no se ve a nadie intentando justificar estos actos alegando que los humanos "tenemos colmillos" o que "somos omnívoros". Sólo se ven expresiones emotivas de desagrado y condenas morales. 

¿Por qué no rechazamos de la misma forma el consumo de no-humanos? Por especismo.

Si entendemos que está moralmente mal que practiquemos el canibalismo  —es rechazable porque supone destruir la vida de otros seres humanos que desean vivir igual que nosotros— entonces deberíamos poder asumir que hacerle esto mismo a otros individuos, aunque no sean de la misma especie que la nuestra, está igualmente mal, por la misma razón.

Por tanto, lo moralmente correcto sería rechazar todo canibalismo y elegir el veganismo.


Artículos relacionados:

- ¿Es comer una acción moral?


Comer animales es una manera de afirmar nuestra superioridad respecto de los seres que comemos


6 comentarios:

  1. Bernardo Diaz dice que en el Mexico de Montezuma, los restos (y no tan restos)de los sacrificios humanos hechos diariamente se dieron a los animales en la "casa de fieras" (seguramente el ultimo grito en reciclage!)privada del rey, quien tambien comio (con otros de la sociedad) a las victimas mas apetitosas: Que ( y quien) comimos es determinado culturalmente y se puede cambiar!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Cavall de Quer.

    Sin ninguna duda, aquello que consideramos alimento está determinado por la educación que recibimos y el ambiente social en el que vivimos.

    Aunque la moral no está determinada por ninguno de esos factores, sino que se circunscribe a nuestra capacidad de empatía -la emoción- y de reflexión -la lógica-, que son características universales.

    Lo que nuestra sociedad concibe como alimento (es decir, los animales nohumanos) puede ser cambiado a través de la concienciación social y la educación. Ésa debe ser nuestra tarea primordial.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena Luis.! Cuanto egoísmo e hipocresía.:(

    ResponderEliminar
  4. Dadle un poco de tiempo, unas cuantas extinciones, y una falta de recursos y el canibalismo no solo será aceptado sino necesario,ojo, con esto no quiero decir que apruebe el canibalismo, solo es una predicción que, espero, no se cumpla, quizá este "ganado humano" esté adulterado desde su infancia para que nos parezca más "aceptable"

    ResponderEliminar
  5. En primer lugar veo grandes fallas en el articulo, en primera comerse a otro a animal que siente como tu no es canibalismo, es como decir que cuando el leon se come a la cebra esta formando parte del canibalismo, en segunda la carne humana es extremadamente dañina para otros seres humanos, comer carne de nuestros semejantes puede ocacionar una enfermedad muy parecida al de las vacas locas pero en humanos, el ser humano no fue naturalmente hecho para comerse asi mismo a diferencia de otras especies de animales que si se canibalizan, pero si estamos hechos para consumir carne de otros animales y obtener sus proteinas y obtener vitaminas como la B12 (aunque se claramente que ustedes los veganos la optienen de suplementos y alimentos suministrados), me parece una tonteria comparar el canibalismo con el consumo de otras especies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que los fallos estarían en tu comentario.

      Comernos a otros animales sintientes, sin importar su especie, sería canibalismo desde el punto de vista moral. El canibalismo puede tener varios sentidos, no sólo el estrictamente biológico. Esto está explicado en el texto, pero parece que no prestas atención a los argumentos expuestos.

      La carne humana no es dañina. Estás equivocado y mal informado. El hecho de que practiquemos canibalismo no provoca enfermedades en sí mismo. Si el ser humano que te comes está sano entonces no vas a contraer ninguna enfermedad. Lo que enferma sería comer cadáveres de humanos que padecieran alguna enfermedad transmitible mediante el consumo de vísceras debido a la presencia de un agente infeccioso, como es el caso de los priones. Esto es lo que sucedió en el caso del consumo de vacas. Pero no tiene nada que ver con el hecho de consumir carne de un animal de tu misma especie. El hecho mismo de comer carne de seres humanos no sería insalubre para nosotros en tanto que no esté presente aquella infección que señalé. De la misma manera podríamos decir que comer animales no es saludable en sí mismo sólo porque existe siempre alguna posibilidad de contraer alguna enfermedad al hacerlo.

      En condiciones normales, un vegano no necesita más suplementación de la que necesita un no-vegano. Las proteínas que necesitamos las podemos obtener de los vegetales. La vitamina B12 la generan bacterias; no los animales. Se obtiene de la fermentación de la remolacha, por ejemplo. Los piensos de los animales utilizados para comida son enriquecidos con esta vitamina B12 y por eso hay B12 en los productos de origen animal. Todos los nutrientes que necesitamos se pueden obtener fácilmente a partir de vegetales.

      Te sugiero que te informes con datos y evidencias —porque estás equivocado en todo lo que dices y estás fantaseando— en lugar de elaborar creencias erróneas surgidas de la falta de información rigurosa.

      Eliminar

NORMAS DEL BLOG

No se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen a gritos— ni tampoco el empleo de insultos, amenazas o cualquier tipo de agresión verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas básicas de convivencia en este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...